Un empujón requiere economía británica
Enviar
Un empujón requiere economía británica

El primer ministro británico David Cameron tiene que hacer más por reanimar la economía estancada, dijo la Cámara de Comercio Británica, BCC por la sigla en inglés, luego de publicar un informe que indica que la confianza empresarial se debilitó este trimestre conforme declinaba la demanda.
Las mediciones de ventas internas y exportaciones de fábricas y compañías de servicios cayeron respecto de los tres meses anteriores, dijo ayer en un informe el lobby empresarial de Londres, que mencionó una encuesta trimestral.
Las mediciones de expectativas –incluidos pedidos de exportación e intenciones de inversión- también declinaron.

En momentos en que el Partido Conservador de Cameron se prepara para su reunión anual este fin de semana, la BCC dijo que el gobierno debe instrumentar medidas para impulsar la inversión en infraestructura, así como deducciones impositivas para alentar a las compañías a gastar.
El Partido Laborista opositor instó el lunes a Cameron a usar fondos de la venta planeada de espectro de telefonía móvil de cuarta generación para financiar la construcción de viviendas.
“El desempeño económico de Gran Bretaña sigue siendo débil e inadecuado”, dijo David Kern, economista jefe de BCC, en una declaración. “La economía ha permanecido demasiado tiempo estancada y hacen falta medidas urgentes para permitir que las empresas impulsen una recuperación sostenible”.
En el caso de los industriales, la medición de la BCC de las ventas internas cayó a 3 este trimestre, mientras que había sido de 9 en el segundo trimestre, y el índice de exportaciones declinó de 31 a 13. En las compañías de servicios, las ventas internas cayeron de 10 a 1 y las exportaciones declinaron de 24 a 19.
Las mediciones de pedidos en ambas industrias también cayeron este trimestre, al igual que las mediciones de inversión en plantas, maquinaria y capacitación.
La encuesta de la BCC se basó en 7.593 respuestas a un cuestionario entre el 20 de agosto y el 12 de septiembre.
La economía británica se contrajo por tercer trimestre consecutivo en los tres meses hasta junio.
El 25 de octubre los datos indicarán si la economía se recuperó en el tercer trimestre del golpe de un asueto público adicional por el jubileo de la reina Isabel II en junio.
Parte de la debilidad de la economía se relaciona con la presión fiscal del gobierno, que el ministro de Hacienda, George Osborne, dice que ha contribuido a aislar a Gran Bretaña de la crisis de la deuda de la zona del euro.

Bloomberg

Ver comentarios