Pedro Muñoz

Pedro Muñoz

Enviar
Viernes 8 Enero, 2016

Quizás el principal ingrediente es la convicción. Por eso lo invito a que creamos en nosotros mismos y a no prestar atención a las voces necias del “no se puede” o del “eso es imposible”

Costa Rica Puede Más

Un año con propósitos

El arribo de un nuevo año nos brinda la oportunidad de trazar metas y empezar de cero... si es del caso.
Es algo así como una época de “borrón y cuenta nueva”. Por eso es tan importante trazar propósitos (entendidos como la firme determinación por hacer algo) y metas (objetivo de una acción).
Pero estos no deben quedarse en simples buenas intenciones, tan frágiles que emprenderán vuelo al primer respiro del viento. Hay que alcanzar logros y por eso son tan importantes las mediciones periódicas, pues nos permiten evaluar resultados y, si corresponde, tomar acciones correctivas. Lo importante es mantenernos enfocado en la meta.
Eso, por ejemplo, es lo que debería hacer el país, aunque en ese caso en vez de tratarse de una meta, me refiero a tener una visión. ¿Cuál es el país que queremos para nuestros hijos y nietos?, ¿qué vamos a hacer para lograrlo?, ¿cuál es el papel de cada uno de nosotros?
Comencemos, entonces, con metas alcanzables. No me refiero a retos fáciles; empecemos por vencernos a nosotros mismos y a pensar en grande. Así es como lo han hecho los soñadores. La gran mayoría fueron personas ordinarias con sueños extraordinarios.
Quizás el principal ingrediente es la convicción. Por eso lo invito a que creamos en nosotros mismos y a no prestar atención a las voces necias del “no se puede” o del “eso es imposible”.
Que 2016 sea para todos un año de despegue. Este país lo merece. Somos la Costa Rica que Puede Más.

Pedro Muñoz