Enviar
Un adiós emotivo al Premio Magón 2009
Virginia Pérez-Ratton fue despedida con un acto musical y mucho arte

A una persona que entregó su vida a una buena causa, es más que justo que se le dé un último adiós por todo lo alto, y eso fue precisamente lo que recibió la artista, curadora y promotora cultural Virginia Pérez-Ratton.
La costarricense, que recibió el Premio Magón 2009, fue velada ayer en la Fundación ARS TEOR/éTica, institución que ella fundó, y fue despedida con mucha música y dos muestras de arte contemporáneo.
La artista falleció el miércoles anterior luego de librar una dura lucha contra el cáncer, y su despedida congregó familiares, amigos, diputados y más de una decena de personalidades del medio cultural costarricense.
Además la ceremonia estuvo rodeada de arte, tal y como fue toda la vida de la promotora.
La primera muestra de este adiós en grande la dio el artista Federico Herrero, quien pintó de azul la fachada de la fundación en Barrio Amón, y plasmó sobre ella la frase “Nadie te quita lo bailao!”.
A él se sumó otra artista, Priscilla Monge, quien pintó de celeste una de las paredes internas de la misma institución, con unas escaleras blancas que se dirigen hacia el cielo.
Ambas obras daban a entender que Pérez dejó un legado invaluable y que tenía todavía mucho futuro por delante y mucho que enseñar.
La música también estuvo presente en la despedida, ya que fue una petición especial que hizo la misma promotora cultural.
Los músicos Manuel Monestel, Max Goldenberg y Luis Monge entonaron en la vela temas como “Alma y barca” y “Nostalgia en la pampa”.
Todas esas piezas formaban parte de la lista de las favoritas de Pérez, y ella misma las eligió para su despedida.
A pesar de que ayer se le dio el adiós a la curadora, muchos artistas insisten en que su legado perdurará por siempre, ya que ella sembró el amor por el arte en muchos de ellos, que continuarán expandiendo sus carreras.
“Tengo una enorme gratitud con ella, porque me dio la oportunidad de trabajar y sobre todo de amar el arte de hoy. Ella no es una persona de Costa Rica sino de América Latina. Ella se fue pero nos dejó sus ojos de cómo ver el arte. Ahora nos toca a nosotros hacer que su visión siga y crezca”, afirmó el artista Luis Fernando Quirós.
Un criterio similar expresó el pintor Fabio Herrera, quien destacó que Pérez dejó una semilla en muchos creadores y una visión diferente del arte de la región.
“Siempre tuvimos presente su labor desde que estuvo en el Museo (de Arte y Diseño Contemporáneo), impulsó el arte de Centroamérica y del Caribe con mucha pasión. Estoy impresionado con su partida, y me invita a reflexionar. Muchos artistas estamos en deuda con ella y debemos seguir lo que inició”, explicó.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios