Enviar
Sala IV despejó ayer el camino a plan de enmiendas al tratado, quedando pendiente solo la iniciativa de derechos de autor
Un solo proyecto detiene al Cafta

• Este lunes se le podría dar segundo debate al penúltimo proyecto de la agenda

• Cronograma de los legisladores promotores del acuerdo y del Gobierno arroja que prórroga para aprobación rendiría de manera ajustada

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Hasta hoy todo está en agenda, el más mínimo imprevisto echaría por la borda todo el esfuerzo de casi dos años.
La agenda del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta) —requisito básico para que el convenio entre a regir— pende de una última resolución de los magistrados: la consulta facultativa sobre el proyecto de Derechos de Autor, para lo cual tienen tiempo hasta el próximo 24 de setiembre; es decir, seis días antes de que venza la prórroga.
Al filo de la tarde de ayer la Sala IV despejó el camino al texto de enmiendas al convenio comercial, declarando que no tiene ningún roce con la Constitución.
A pesar de que el próximo lunes cuando los diputados se reintegren a su trabajo le darían inmediatamente segundo debate a este proyecto, el tiempo es realmente ajustado.
Bajo este panorama cualquier vicio constitucional señalado por los magistrados en el proyecto de Derechos de Autor sería imposible de enmendar en los días posteriores, lo que atentaría contra la entrada en vigencia del acuerdo comercial, situación que por el momento no ha sido contemplada por el Ejecutivo.
“No podemos bajar la guardia, si bien esta resolución nos dice que hemos hecho un buen trabajo y que hemos respetado
todos los procesos, aún tenemos trabajo por delante, pero estoy segura de que lo vamos a lograr”, señaló Mayi Antillón, diputada de Liberación Nacional.
En el mejor de los casos —que dicho proyecto no presente vicios constitucionale
s—, el tiempo seguiría apremiando, pues en la última semana de setiembre los diputados deben dar el segundo debate a dicha ley para que posteriormente sea sancionada por el Ejecutivo y publicada en La Gaceta.
Dentro de esa última semana, una comitiva del Gobierno deberá viajar a Washington para depositar el Cafta ante la Organización de Estados Americanos (OEA.), requisito indispensable para la entrada en vigor de tratado.
“Vamos a lograrlo, hemos sido muy cuidadosos con estos dos últimos proyectos desde el punto de vista constitucional y del procedimiento para no tener contratiempos a estas alturas”, aseguró Evita Arguedas, diputada independiente.
Criterio similar expuso Lorena Vásquez, jefa de fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC). “Lo que hicimos fue algo histórico, aprobar 12 leyes en menos de un año con una oposición tan obstinada como la de Acción Ciudadana, fue algo realmente difícil pero lo logramos”, dijo la legisladora.
Entre tanto, el secto
r empresarial se muestra optimista de que todo salga conforme a lo planeado de cara al 30 de setiembre.
“Los textileros hemos sido los sectores más perjudicados por este atraso, el avance que ha mostrado la agenda en el Congreso nos alienta y nos llena de optimismo para emprender una serie de proyectos a partir de 2009”, comentó Miguel Schyfter, representante del sector textil.

Ver comentarios