Logo La República

Martes, 28 de mayo de 2024



NACIONALES


Un mercado de cannabis recreativo legal y regulado podría beneficiar al país: Andrea Castro

Empleo, impuestos, seguridad y salud pública son los beneficios obtenidos en otros países

Maria Gabriela Meza Evans redaccion@larepublica.net | Miércoles 31 mayo, 2023


Andrea Castro
Andrea Castro es abogada en Sfera Legal. Diseño/ La República


Andrea Castro Rojas

Asociada Senior

Sfera Legal

Entrevistamos a la abogada Andrea Castro sobre el tema: ¿Está a favor o en contra de despenalizar la marihuana recreativa, y por qué?

El cannabis recreativo se ha convertido en un tema de interés mundial en los últimos años, con un número creciente de países reevaluando su postura sobre su legalización.

La legalización del cannabis recreativo en Costa Rica tiene el potencial de generar varios impactos positivos para el país. Si bien la decisión de legalizar el cannabis debe considerarse cuidadosamente y adaptarse al contexto específico de Costa Rica, se pueden anticipar los siguientes beneficios.

Es importante tener en cuenta que los posibles beneficios de legalizar el cannabis recreativo en Costa Rica deben sopesarse cuidadosamente frente a los posibles desafíos y riesgos.

Las regulaciones integrales, las campañas de educación pública y los mecanismos efectivos de aplicación son cruciales para garantizar el uso responsable y seguro del cannabis. Además, las lecciones aprendidas de las experiencias de legalización de otros países pueden ayudar a informar el desarrollo de un marco regulatorio personalizado para Costa Rica.

Crecimiento económico y creación de empleo La legalización del cannabis recreativo crearía un mercado regulado que podría estimular el crecimiento económico. Generaría nuevas oportunidades de trabajo en toda la cadena de suministro de cannabis, incluido el cultivo, el procesamiento, la distribución y la venta minorista. Además, podría atraer inversiones e impulsar el turismo, ya que los destinos amigables con el cannabis a menudo atraen a un segmento específico de viajeros.

Ingresos tributarios La legalización del cannabis recreativo permitiría al gobierno imponer impuestos y recaudar ingresos del mercado legal. Estos fondos podrían asignarse a importantes programas sociales y de salud pública, desarrollo de infraestructura, educación y otros servicios esenciales. Los ingresos fiscales de la industria del cannabis han demostrado ser sustanciales en las jurisdicciones donde se ha legalizado.

Reducción de la violencia relacionada con las drogas y el crimen organizado Al regular el mercado de cannabis, Costa Rica puede disminuir la influencia de las redes de drogas ilegales. Esto ayudaría a reducir la violencia relacionada con las drogas y las actividades delictivas asociadas. La legalización permitiría a los organismos encargados de hacer cumplir la ley concentrar sus recursos en delitos más graves, mejorando la seguridad pública y el bienestar de la comunidad.

Salud Pública y Seguridad del Consumidor La legalización brinda la oportunidad de establecer regulaciones integrales que garanticen la seguridad del producto, el control de calidad y el consumo responsable. Permite la implementación de estándares de prueba y requisitos de etiquetado sólidos, lo que garantiza que los consumidores tengan acceso a productos de cannabis seguros y debidamente etiquetados. Además, facilita iniciativas de salud pública, incluidas campañas de educación sobre el consumo responsable de cannabis y estrategias de reducción de daños.

Lea más: El cannabis es cannabis en cualquiera de sus presentaciones: Maureen Acuña y Paula Picado

Sostenibilidad del medio ambiente Una industria del cannabis regulada puede adoptar prácticas de cultivo respetuosas con el medio ambiente, como técnicas agrícolas sostenibles y métodos de producción energéticamente eficientes. Este enfoque en la sostenibilidad puede contribuir a reducir el impacto ambiental asociado con el cultivo ilícito de cannabis. Además, la legalización del cannabis puede proporcionar incentivos para que los agricultores pasen de cultivos ilegales a cultivos de cannabis legales y regulados, reduciendo la deforestación y promoviendo la conservación del medio ambiente.

Justicia Social y Equidad La legalización puede abordar cuestiones de justicia social al eliminar la criminalización y la estigmatización de los consumidores de cannabis. Puede ayudar a reducir el impacto desproporcionado de las políticas de control de drogas en las comunidades marginadas y contribuir a una sociedad más justa y equitativa. Además, puede promover el desarrollo de programas de equidad social, brindando oportunidades para que las personas que se han visto afectadas negativamente por las políticas de drogas anteriores participen en la industria legal del cannabis.

La legalización del cannabis recreacional ha tenido un impacto positivo en varios países, incluidos, a saber, Canadá, Uruguay, los Países Bajos, Sudáfrica y Portugal. Estos países han adoptado diferentes enfoques para la legalización del cannabis, proporcionando información valiosa sobre los beneficios potenciales que surgen de la adopción de un mercado de cannabis recreativo regulado y controlado.

Canadá Canadá ha estado a la vanguardia de la legalización del cannabis, implementando un marco regulatorio integral en 2018. Los impactos positivos del cannabis recreativo en Canadá son múltiples. En primer lugar, ha generado un importante crecimiento económico, creando puestos de trabajo y fomentando el espíritu empresarial dentro de la industria. El mercado del cannabis se ha convertido en un sector lucrativo, que atrae inversiones y aumenta los ingresos fiscales del gobierno. Además, la legalización ha resultado en una mejora de la seguridad pública al redirigir los recursos de aplicación de la ley hacia delitos más graves y reducir la presión sobre el sistema de justicia penal.

Uruguay Uruguay se convirtió en el primer país en legalizar completamente el cannabis en el 2013. Uno de los principales objetivos de la legalización era abordar el problema de la violencia relacionada con las drogas y el crimen organizado. Al regular el mercado de cannabis, Uruguay ha reducido significativamente la influencia de las redes de drogas ilegales, minimizando la violencia asociada y creando comunidades más seguras. Además, la legalización ha permitido la implementación de programas sociales que se enfocan en la reducción de daños, la salud pública y la educación, promoviendo así el consumo responsable y creando conciencia sobre los riesgos y beneficios del consumo de cannabis.

Lea más: Despenalizar la marihuana recreativa nos permitirá pasar de un mercado ilegal a uno regulado: Natiuska Traña

Sudáfrica Sudáfrica fue testigo del fallo histórico de su Tribunal Constitucional en 2018, que legalizó el cultivo privado y el uso personal de cannabis. Esta decisión ha sido aclamada como un paso significativo hacia la justicia social, ya que pretende reparar las desigualdades e injusticias históricas vinculadas a la criminalización del cannabis. Al adoptar el cannabis recreativo, Sudáfrica ha creado oportunidades de empoderamiento económico para las comunidades marginadas, fomentando el cultivo a pequeña escala y el espíritu empresarial local. Además, ha reducido la carga sobre el sistema de justicia penal y redirigido los recursos hacia problemas sociales más apremiantes.

Países Bajos Los Países Bajos, particularmente Amsterdam, se han asociado durante mucho tiempo con su política de drogas progresista y las famosas "Coffee Shops". Al despenalizar y regular la venta y el consumo de cannabis, el país ha logrado minimizar los daños asociados con el consumo de drogas. Este enfoque prioriza la reducción de daños, la salud pública y la separación del cannabis de las sustancias ilícitas más peligrosas. El mercado de cannabis regulado también sirve como una importante atracción turística, contribuyendo a la economía local y aumentando los ingresos del turismo.

Portugal El enfoque de la política de drogas de Portugal es único, ya que despenalizó la posesión y el consumo de todas las drogas, incluido el cannabis, en 2001. Este enfoque progresista ha llevado a mejoras significativas en los resultados de salud pública. Al tratar el consumo de drogas como un problema de salud pública en lugar de un delito penal, Portugal ha reducido las muertes relacionadas con las drogas, las infecciones por el VIH y los delitos relacionados con las drogas. El país también ha invertido en servicios de reducción de daños, incluidos programas de asesoramiento y rehabilitación, para apoyar a las personas que consumen sustancias.

Conozca más sferalegal.com


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.