Natalia Díaz

Natalia Díaz

Enviar
Jueves 4 Mayo, 2017

Un honor

En extremo agradecida por la confianza que un numeroso grupo de diputados de varias fracciones legislativas, me ha otorgado este 1° de mayo al designarme como Vicepresidenta del Primer Poder de la República.

La responsabilidad en la conducción del debate parlamentario, así como presidir las reuniones del Directorio, en ausencia del Presidente, con las responsabilidades administrativas que tal honor conlleva, son funciones que asumiré con un alto grado de compromiso y seriedad.

Estos tres años de experiencia legislativa, unidos al aprendizaje de los procedimientos parlamentarios y la negociación política, han forjado en mí un bagaje de conocimiento básico para intentar realizar mi labor con la objetividad y transparencia que este alto cargo demanda.

Mi anhelo es trabajar al inicio, con una agenda multipartidista, consensuada y que no genere controversias que paralicen el avance de los proyectos, temas de interés común a todas las fuerzas políticas y aquellos proyectos polémicos que requieran mayor negociación, se deberán discutir y consensuar en reunión semanal de jefes de fracción.

Dedicaré mis mayores esfuerzos a mantener siempre un equilibrio e imparcialidad en cada ocasión que se presente, de presidir el plenario.

Tolerancia, paciencia, ecuanimidad, en conjunto con una toma de decisiones en tiempo y forma adecuada, son las invariables premisas que tendré siempre presentes en mis nuevas y delicadas funciones.