Enviar
Un especialista a su lado

Los fondos de inversión cuentan con un equipo de expertos que analizan la conveniencia y los riesgos de los títulos que adquieren

Cuando un inversionista cuenta con recursos suficientes para adquirir un título que le interesa, tiene dos opciones: hacer una investigación propia sobre las bondades y los riesgos de dicha inversión, o bien, pagarle a un especialista por hacer dicho estudio.
No obstante, en la mayoría de los casos, los inversionistas no manejan el tiempo ni el volumen suficiente que justifique tener a un experto dedicado a su inversión.
A través de los fondos, el cliente les concede a los especialistas todo el manejo de compra y análisis de riesgo, y a la vez, la comisión por ese manejo se diluye entre un gran número de inversionistas, lo que implica un beneficio de tiempo y dinero.
Un bono, una acción, un título sintético e incluso participaciones en otros fondos merecen individualmente un estudio detallado de sus características. No solo debe analizarse su rentabilidad, sino también su calidad crediticia (capacidad de pago del emisor), liquidez y situación del mercado, entre otros muchos factores.
Hacer ese análisis individualmente implica no solo un amplio conocimiento financiero, sino también disponibilidad de tiempo que los inversionistas, por sus diversas ocupaciones, no pueden contar.
Otra ventaja de los fondos es que estos pueden tomar mejores oportunidades. Por ejemplo, pueden adquirir paquetes de acciones que, por su volumen, son difíciles de comprar para un solo inversor.
Igualmente, sus analistas pueden decidir si adquieren títulos de otras latitudes o nuevos tipos de instrumentos que permitan una mayor diversificación del fondo, diluyendo los riesgos.
Ver comentarios