Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



ÚLTIMA HORA


Un cuarto de la población mundial se está quedando sin agua

Jeffry Garza [email protected] | Jueves 08 agosto, 2019 11:58 am

Manos de niños africanos tratando de rescatar agua de una tubería
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


Dentro de una década, unas 45 ciudades en todo el mundo llegarán al “día cero”: habrán usado toda el agua que les queda disponible, de acuerdo con un reportaje de The New York Times con base en datos del World Resources Institute.

¿Las razones? Cambio climático y estrés hídrico, que es la sobreexplotación del agua disponible, sobre todo por la irregularidad de las lluvias y los largos períodos de sequía.

Estas ciudades albergan un cuarto de la población mundial, y son las zonas más áridas, desde India e Irán hasta Botsuana.

Lea más: 75 mil guanacastecos verán mejorado suministro de agua por alianza público-privada

En 33 de las ciudades con más de tres millones de habitantes -con una población conjunta que supera los 255 millones de personas-, los investigadores del World Resources Institute concluyeron que ya hay un estrés hídrico extremadamente alto, lo que tiene repercusiones para la salud pública y puede significar agitación social.

Nueva Delhi, en India, es la ciudad con mayor estrés hídrico en el mundo, estima Naciones Unidas.

En aquellos países que hay muchas ciudades grandes y sedientas han tenido escasez pronunciada en fechas recientes, incluyendo São Paulo, Brasil; Chennai, India, y Ciudad del Cabo, Sudáfrica, que en 2018 apenas pudo superar el llamado “día cero”, cuando todo el suministro iba a secarse por completo.

Los lugares en estrés hídrico muchas veces la pasan peor: São Paulo, por ejemplo, fue azotada por inundaciones un año después de que vivió una sequía prolongada.

Lea más: Gobierno declara emergencia por escasez de agua

Chennai tuvo anegaciones en 2015; ahora sus depósitos de agua están prácticamente vacíos.

Otro grave problema es que las aguas subterráneas también están desapareciendo, disminuyendo la existencia de pozos para preservar el recurso.

Reciclar aguas residuales, recolectar agua de lluvia, atender fugas oportunamente y recuperar lagos y pozos son las medidas que pueden salvar al mundo de la escasez de agua, según investigadores consultados por The New York Times.


NOTAS RELACIONADAS