Logo La República

Lunes, 10 de agosto de 2020



FORO DE LECTORES


Un corredor humanitario ya

Felipe Guadamuz Flores [email protected] | Lunes 13 julio, 2020

Guadamuz

Volando Guayabazos

Han ingresado 22 000 extranjeros de manera ilegal al país desde el cierre de fronteras y, correlativamente, los casos de contagio de Covid-19 han aumentado. Son hechos claros, no es racismo ni xenofobia y pretender ser políticamente correcto está llevando a Costa Rica a la ruina económica por la irresponsabilidad de Daniel Ortega. Se necesita crear un corredor humanitario cuanto antes para atender a los nicaragüenses enfermos de Covid-19 que ingresan a Costa Rica, para así respetar nuestros compromisos internacionales, pero a la vez cuidando a los nuestros.

Sería irresponsable asumir que el ingreso ilegal de extranjeros provenientes de Nicaragua es la única causa de los contagios, pero la correlación entre el ingreso de los extranjeros y el aumento de los casos es evidente. Hace unas semanas la tasa de contagio era muy baja y la variable más significativa que llevó al aumento disparado de casos fue el ingreso de más de 22 000 nicaragüenses ilegales a territorio costarricense.

No obstante, no todo se le puede achacar a los extranjeros. La cultura tica del “porta a mí” también ha causado el problema. El irrespeto a las reglas ha indudablemente contribuido, sin embargo, la correlación es clara, hubo un aumento de ingresos ilegales al país de nicaragüenses y se dispararon las cifras de contagio del Covid-19, principalmente en las cuarterías, por lo que la solución más conveniente y adecuada es la creación del corredor humanitario en la frontera norte con el apoyo de la comunidad internacional.

Ya las autoridades en Europa han comenzado a alertar para que sus ciudadanos no viajen a Costa Rica. Pasamos de un manejo muy bueno de los contagios a ser el país con la tasa de contagios más alta de América Latina. Es responsabilidad de Daniel Ortega cuidar a su gente, no la nuestra.

Según datos del Instituto Costarricense de Turismo, ICT, la industria turística aporta un 6,3% del total del Producto Interno Bruto a la economía costarricense y entre aportes directos e indirectos la cifra asciende al 8,2%. Nótese la diferencia con respecto a otras industrias importantes en el país como por ejemplo la informática que contribuyó en un 2,2% al PIB y de producción eléctrica, que aportó un 2,1%. Se dice que el pico de la enfermedad ocurrirá en octubre, con lo cual, para el inicio de la temporada alta las personas no podrán viajar todavía.

En una conversación que sostuve con una costarricense que vivió muchos años fuera del país, ella indicó que en Europa no se rechaza la ayuda humanitaria para los inmigrantes ilegales, pero tampoco se les trata como ciudadanos. Costa Rica debe hacer lo mismo y no permitir el abuso de derecho de quienes toman ventaja de la bondad de un sistema que tiene que comenzar a ser más selectivo y dar prioridad al nacional y al extranjero que resida legalmente en el país por encima del extranjero ilegal que es tratado inclusive mejor que el nacional.

No atender a los enfermos no es una solución, porque somos un país humanitario y respetuoso de los derechos humanos, pero tampoco es una solución que los nacionales y residentes legales que pagan sus impuestos cedan su vida a extranjeros ilegales a la hora de escoger a quién salvar y a quién no porque eso sería ir en contra de los verdaderos intereses públicos de los costarricenses. Es duro, pero es la realidad, que tanto Italia como otros países han tenido que vivir.

Quizá para algunos esto suene populista, porque afectaría sus aspiraciones políticas o posicionamiento partidario. Sin embargo, hacer lo correcto es la verdadera señal de liderazgo y no se puede pretender dar el mismo trato a extranjeros que a nacionales, cuando los ilegales no pagan impuestos mientras que nosotros sí. Como resultado, el corredor humanitario debe ser creado, debe brindarse atención médica pero siempre teniendo prioridad sobre el nacional y el residente legal, ellos pagan impuestos, los inmigrantes ilegales no.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.