Logo La República

Domingo, 28 de febrero de 2021



CANDILEJAS


Un cambio que urge

Candilejas [email protected] | Viernes 05 febrero, 2021

Daniela Macaya junto a una de sus pinturas.
Daniela Macaya González activista ambiental por la protección de los mares comenzó a pintar desde niña, inspirada por sus abuelas. Cortesía


Una bolsa de plástico simula el oceáno

Shutterstock / La República

Era una niña de diez años cuando fue llevada por sus padres a playa Grande, con el fin de ver la arribada de tortugas.

Pese a largas horas de espera, nunca llegaron los animalitos que tanto deseaba ver.

Con inocencia y frustración preguntó a los guías la razón de aquel infortunio, cuya respuesta fue: “contaminación del mar”.

Eso marcó a la niña Daniela Macaya González, hoy de 18 años, provocó en ella hacer algo positivo por el planeta.

Una proyección estadística ilustra la dimensión del problema: “para el año 2050 habrá más plástico en el mar que peces” (1).

Solo el 9% de los residuos plásticos se recicla y la gran mayoría termina en vertederos y en el medio ambiente, donde se disgrega en micropartículas que contaminan las aguas y el aire, dañan la fauna marina y, en última instancia, son ingeridas por los seres humanos (2).

“El mar Mediterráneo tiene más de 134 especies contaminadas por ingestión de plástico, es el mar más contaminado del mundo”, de acuerdo con la publicación digital de La Vanguardia, del 8 de junio de 2019.

Esta información también señala al Mediterráneo como el mar interior más grande del mundo con aproximadamente 2,5 millones de kilómetros cuadrados, alcanzando contaminación por hidrocarburos vertidos por las industrias químicas localizadas a lo largo de sus costas.

Una de las obras de Daniela Macaya, en la que se lee: Todo llega al mar, ¡deja de contaminar!

Su causa pretende alcanzar todas las alacantarillas del país. Cortesía

Además del plástico, en los mares de nuestro planeta se encuentran productos químicos tóxicos y metales pesados, como el plomo, que afectan a la salud humana y pueden causar daños en el cerebro, los riñones y en el sistema reproductivo, causando defectos de nacimiento, crecimiento lento y problemas de audición.

Las principales causas de esta contaminación son las aguas residuales que proceden principalmente de los hogares, los comercios y la industria. Todos los residuos de plásticos vertidos al mar afectan directamente a la fauna marina, ya que confunden estos desechos con comida o se quedan atrapados.

Esto motiva a Daniela: comienza a pintar botellas reutilizables, promoviendo la educación ambiental, específicamente la protección de los océanos.

Hoy, ella tiene un proyecto paradigma, que llama la atención a la sociedad y a los gobiernos: “Pinceladas de Cambio”.

Consiste en pintar alcantarillas para educar y concienciar respecto de que el océano, el río, inicia precisamente allí, en las alcantarillas.

Su proyecto ha sido tan notorio que cuenta con el apoyo del Club Rotario de San Pedro-Curridabat, así como las municipalidades de Escazú y Curridabat.

El lanzamiento oficial de su proyecto será este mes de febrero, fecha por definir y la empresa Ingenios Grupo estará a cargo de publicitar el concurso en el que se elegirá a una persona ganadora de acuerdo al proyecto que presente en apoyo de esta causa.

“Pinceladas de Cambio” busca patrocinadores para obtener los materiales necesarios y así embellecer las alcantarillas del país con pinturas y mensajes educativos, pretendiendo iniciar ese cambio tan necesario para la protección de nuestras aguas.

La educación ambiental crea conciencia en todas las personas sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, de proteger la flora y la fauna de sus localidades y sumarse a las iniciativas mundiales.

La causa promovida por esta talentosa joven, es una herramienta fundamental para que los habitantes cambiemos nuestros hábitos personales, en nuevas conductas sociales.

Es un cambio polifactorial de lo socialmente individual hacia un impacto positivo global en nuestras aguas, el planeta y la salud.

Portada del libro "Desechada", escrito e ilustrado por Daniela Macaya

Daniela también educa como escritora. Este es su libro en español a publicar con el apoyo de UNICEF y la UNED. La versión en inglés ya se encuentra en Amazon. Cortesía


Si desea anunciarse en Candilejas comuníquese al 2273 4664 y 8383 3055



Carmen Juncos Biasutto y Ricardo Sossa Ortiz
Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]
[email protected]

Fuentes: Recuperado de (1) La Educación Ambiental explicada en cinco minutos (2019), (2) ¿Cómo nos afectan los microplásticos? y Causas y consecuencias de la contaminación ambiental


NOTAS ANTERIORES


¿Cuánto conoce su contexto?

Viernes 26 febrero, 2021

El profesor de la Universidad de Harvard, Tarun Khanna, enseña lo que denomina “inteligencia contextual”.

No tiremos dinero a la basura

Viernes 19 febrero, 2021

La bombilla del parque de bomberos de Livermore (California) funciona desde 1901. Un símbolo de que los objetos hoy podrían durar mucho más.

La alegría de aprender y mucho más

Viernes 12 febrero, 2021

Tuvieron que dejar de ir al kínder, a la escuela o la universidad. Insólito. Inesperado. De posibles graves consecuencias.

Evitemos que desaparezcan

Viernes 29 enero, 2021

“Parece que al fin entendemos la importancia que tienen los bichos para la vida humana. No solo las abejas sino los insectos en general”





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.