Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



COLUMNISTAS


Un acuerdo sostenible

Daniel Rojas [email protected] | Lunes 30 septiembre, 2019

Daniel Rojas

Costa Rica y el Reino Unido comparten una larga historia de correspondencia política, misma que ha perdurado por más de un siglo.

Bajo este escenario, ambos países han realizado diferentes iniciativas para promover el crecimiento económico y, más recientemente, la sostenibilidad ambiental.

Dentro de estas resalta el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (AACUE), firmado el 29 de junio del 2012 en Tegucigalpa, el cual entró en vigencia en Costa Rica poco más de un año después de su firma.

El AACUE buscó consolidar tres pilares entre el istmo centroamericano y el bloque europeo: diálogo político, cooperación y una zona de libre comercio.

Como resultado de este último pilar, la desgravación arancelaria y las cuotas negociadas han beneficiado tanto al sector exportador como al importador.

En esa misma línea, el segundo pilar ha ofrecido una plataforma para la ejecución de políticas para un desarrollo integral, incluyendo aquellas orientadas a la sostenibilidad ambiental, lo que sirve como ejemplo de la importancia del diálogo político entre las naciones.

Si bien el AACUE reúne a dos bloques, la dinámica individual entre Costa Rica y el Reino Unido ha sido beneficiosa para ambos países.

Según cifras del Ministerio de Comercio Exterior, el año pasado el Reino Unido se colocó como tercer socio comercial en relación a exportaciones y cuarto en importaciones.

Lo anterior ha sido resultado de que en la última década, el intercambio comercial entre ambas naciones creció a una tasa promedio del 5 por ciento anual, para un acumulado de más de 3 mil millones de dólares; además, el Reino Unido registró, para el mismo período, una Inversión Extranjera Directa en Costa Rica de 153 millones de dólares.

Con el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea, conocido como Brexit, el 18 de julio del año en curso se firmó en Managua el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y el Reino Unido (AACRU).

En esencia, el nuevo acuerdo asegura la continuidad de las disposiciones del AACUE una vez que los británicos concreten su salida del bloque, la cual está pactada para el 31 de octubre del 2019, más unos menudos cambios.

Como consecuencia, en agosto pasado, Sir Simon McDonald, subsecretario de Relaciones Exteriores y jefe del servicio diplomático del Reino Unido, en su visita por Costa Rica, recalcó la importancia del AACRU y su injerencia en la lucha contra el cambio climático.

En este contexto, la Administración Alvarado presentó a inicios de este año el Plan Nacional de Descarbonización, consolidando a ambas naciones en un mismo propósito hacia el 2050.

El AACRU en su Artículo 50 expresa un compromiso hacia la protección y fomento del medio ambiente a un nivel local, regional y global con la misión de alcanzar un desarrollo sostenible.

Entre algunas de las disposiciones se pueden citar: a) promoción del dialogo e intercambio de prácticas, experiencias y capacitaciones en materia medioambiental; b) transferencia de tecnologías sostenibles; c) promoción de patrones sostenibles de consumo y producción; y, d) brindar asistencia en la implementación de acuerdos ambientales multilaterales en que los miembros del AACRU participen.

Al igual que el acuerdo original, la ratificación del AACRU debe llevarse a cabo individualmente en los congresos de cada país.

Por tal razón, este artículo de opinión aplaude a los diputados en la Asamblea Legislativa la reciente aprobación de este importante proyecto de ley cuyos beneficios no solo se verán reflejados en el ámbito comercial, sino también en el ambiental.

Es un privilegio y una gran responsabilidad ratificar esta estratégica alianza con el Reino Unido, donde se busca la promoción del libre comercio en tiempos en los que las potencias mundiales se encuentran empleando prácticas proteccionistas.

Del mismo modo, provee una importante plataforma adicional que Costa Rica debe aprovechar para posicionarse en la comunidad internacional como líder en la lucha contra el cambio climático.

El AACRU sirve, entonces, como un ejemplo de las relaciones internacionales que los países deben consolidar para promover el crecimiento económico y las políticas que no comprometan las necesidades de generaciones futuras.

Daniel Rojas

Analista de mercados internacionales para Moody’s Analytics, Costa Rica






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.