Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Un 6,3% de condenados se ha quitado tobillera electrónica

Jeffry Garza [email protected] | Viernes 23 junio, 2017 12:03 pm

Quien porte una tobillera electrónica estará monitoreado las 24 horas del día. Cortesía Ministerio de Justicia y Paz/La República


De 253 personas con arresto domiciliario, unos 16 se han quitado la tobillera electrónica para intentar burlar su condena, de acuerdo con datos del Ministerio de Justicia y Paz.

Esta cifra representa un 6,3% del total, y los que incumplen con la medida preventiva se les impone una sanción alternativa.

Actualmente el Ministerio de Justicia y Paz cuenta con 270 tobilleras, para las cuales se invirtieron ¢860 millones para su implementación.

Es el Poder Judicial el que determina a quien se le impone esta medida sancionatoria.

Solo personas con penas menores a los seis años y sin antecedentes penales puede ser sujeto de tobillera electrónica.

La mayoría de las personas que portan alguna de las 253 en la actualidad fueron condenadas por robo agravado, robo simple, venta de droga e introducción de estupefacientes a centros penales.

No aplican para tobillera electrónica los condenados por algún delito violento, involucrados en crimen organizado o los que cometan abuso sexual contra menores de edad.

Quien porte una tobillera deberá respetar el perímetro establecido por la autoridad judicial.

Desde el despacho ministerial de Justicia aseguran que la medida ha sido exitosa en sus casi tres meses de implementación, dado el bajo incumplimiento de la medida.

Lea más: Vigilancia con tobilleras electrónicas para arrestos comenzó hoy

El ministerio ha realizado una proyección presupuestaria para atender la demanda futura de dispositivos según las resoluciones judiciales. Quien proveé al ente de tobilleras es la Empresa de Servicios Públicos de Heredia.

¿Cómo funciona?

La tobillera electrónica es casi indestructible: es a prueba de golpes, de agua y de humedad.

Cada dispositivo no pesa más de 180 gramos, su batería dura 48 horas y es entregado al condenado con dos cargadores.

Esta no se puede desactivar; la única forma de parar su funcionamiento es que se deje descargar por completo.

Quien la porte estará vigilado las 24 horas del día y será monitoreado en el perímetro determinado por el juez.


NOTAS RELACIONADAS


Viceministro de Justicia: "Las cárceles están diseñadas para los pobres"

Viernes 26 agosto, 2016

¿Se le ha ido la mano a Costa Rica con las medidas de prisión? Entrevista con Ma...