Enviar

Ucranianos tras la dimisión de su Presidente

201401192210190.i2.jpg
Un autobús estalla en llamas, mientras los manifestantes chocan con la policía el 19 de enero 2014 durante una manifestación de la oposición en el centro de la capital ucraniana de Kiev, en una muestra de desafío contra los nuevos y estrictos límites a las protestas. AFP/La República
Grupos de manifestantes y policías antidisturbios protagonizaron ayer enfrentamientos en Kiev junto a la sede del Gobierno de Ucrania.
Los incidentes comenzaron al término del mitin multitudinario que la oposición celebró  en el centro de Kiev, cuando varios miles de manifestantes intentaron romper el cerco policial establecido por la fuerza antidisturbios junto a la sede gubernamental.
Los manifestantes apartaron e incendiaron uno de los autobuses de la policía que obstruían el paso.
"Acercarse a menos de tres metros de los agentes será considerado un ataque contra su integridad física", advertía por altavoces la policía.
Los manifestantes atacaron con petardos a las fuerzas antidisturbios, que respondieron con granadas de gases lacrimógenos.
En esta masiva protesta congresó más de 100 mil ucranianos, para demandar la dimisión del presidente de Víktor Yanukóvich.
Pese a la bajas temperaturas en la capital ucraniana, en torno a los 10 grados bajo cero, los manifestantes llenaron la plaza más importante del país, tomada por la oposición desde noviembre pasado, cuando Yanukóvich decidió aplazar la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.
La séptima "veche" (asamblea) popular, como llaman los organizadores a los grandes mítines dominicales, mostró que la capacidad de convocatoria de la oposición en la capital ucraniana no ha sufrido merma tras ocho semanas de protestas.
"Yanukóvich quiere robarnos el país, las autoridades han puesto fuera de la ley a los ciudadanos y sus derechos", dijo desde el escenario el campeón mundial de boxeo y líder del partido opositor UDAR (golpe), Vitali Klitchkó.
El dirigente opositor pidió que no se acaten las leyes que el partido oficialista aprueba en el Parlamento sin debate y a mano alzada.
"Hoy la pregunta es: ¿vencerá Yanukóvich o vencerá Ucrania? ¡Ucrania vencerá! Yanukóvich con un grupo de gente quiere privatizar el país. No podrán", exclamó Klitchkó ante la multitud, que ovacionó sus palabras.
El líder del partido nacionalista Svoboda (Libertad), Oleg Tiagnibok, llamó a iniciar de inmediato el proceso de formación de órganos de poder popular y a reunir "millones de firmas de ciudadanos de Ucrania" para legitimarlos.
Por su parte, Arseni Yatseniuk, dirigente del principal partido opositor "Batkivshina", que lidera la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko, subrayó el carácter pacífico de las protestas y tachó de "provocadores" a quienes piden que se ocupen edificios.
"Ocupar edificios no significa recibir el poder", recalcó el político opositor.
Yatseniuk también arremetió contra quienes demandan que la oposición se aglutine en torno a un solo líder, y no tres, como tiene actualmente.


Kiev/ EFE



Ver comentarios