Juan Carlos Barahona

Enviar
Jueves 30 Octubre, 2008

Ubuntu

Juan Carlos Barahona

Ubuntu es una palabra zulú que se traduce como “humanidad” y recoge el concepto filosófico que le otorga dicha cultura: “Una persona es una persona solo a través de otras personas”. Con este nombre también se denomina un sistema operativo basado en Linux, cuya difusión aumenta día con día. Aunque muchos hoy no sepan ni qué es Linux o les suene muy técnico, me parece oportuno hablar de este tema por tres razones. La primera es por coyuntura… Hoy 30 de octubre sale a la luz la nueva versión de Ubuntu y puede ser un buen momento para contribuir con su difusión, ya que promete cosas buenas para la humanidad.
La segunda razón es que a lo mejor enterarse de esto le puede resultar en un ahorro significativo en su hogar o empresa. Si está considerando actualizar sus computadoras, puede economizar en el costo de las licencias de software original, tanto en el sistema operativo, como en los paquetes de oficina y otros programas que regularmente utiliza. Usted puede bajar de Internet este sistema operativo que le incluye un navegador de Internet, programas para hacer presentaciones, hojas electrónicas, mensajes instantáneos y muchos más, estar a derecho y no pagar “ni un cinco”. Esto es especialmente importante ahora que como nunca se está promoviendo el combate a la piratería. (www.ubuntu.com)
Puedo compartir con ustedes la historia que recientemente escuché de un egresado de INCAE que bien podría ser la suya en un futuro próximo. El enfrentó un dilema importante al impulsar un programa de responsabilidad social en su empresa (RSE). Un programa de esta naturaleza conlleva la obligación de cumplir con todas las leyes locales, incluido el uso legal de software. ¡Sorpresa! descubrió varias decenas de máquinas corriendo con software “pirateado”. Así que el programa de RSE lo llevó a enfrentar el reto de invertir en licenciamiento. Ante la cuantiosa inversión que suponía ponerse en regla para seguir haciendo exactamente lo mismo, sin ningún incremento en productividad, debió considerar la posibilidad de usar “open source” o software libre. Después de evaluar opciones migró toda su compañía a Ubuntu y según me cuenta los resultados han sido muy positivos.
La tercera razón para traer a usted este tema es por ser un ejemplo más de los nuevos modelos de negocios y de coproducción que está haciendo posible la sociedad en red. ¿Cuál modelo de negocio puede hacer rentable una operación que genera un producto bajo la promesa de que siempre será gratis? Uno basado en coproducción. Los usuarios conforman una comunidad, dentro de esta comunidad, dado que el software es abierto, el que quiera puede modificarlo para su conveniencia y esas modificaciones son incorporadas en las nuevas versiones. La compañía detrás de Ubuntu hace dinero ofreciendo soporte, aunque no son la única fuente de soporte. Los usuarios por medio de foros, wikis, blogs, etc. crean constantemente información y soporte para quien lo busque en la red. Un lindo ejemplo de coproducción del producto, del servicio postventa y de la innovación constante… la nueva fuente de ventaja competitiva.
Si tiene por ahí una máquina viejita, atrévase, experimente un poco, que a lo mejor este es el futuro…