Enviar
Turismo después de la crisis
Experto del sector a nivel mundial comparte las lecciones aprendidas y secuelas de lo que habría sido el año más difícil

¿Fue el turismo uno de los sectores más perjudicados por la crisis económica mundial?

No. El turismo a nivel mundial se comportó mejor que otros sectores. Es cierto que en 2009 sufrió el peor año de su historia, hubo una disminución del 4,3% en la llegada de turistas internacionales y una baja cercana al 6% en las exportaciones por turismo, sin embargo a nivel mundial estas bajaron hasta un 12%. Por otro lado hemos observado que muchos países han compensado la merma en turismo internacional con el interno.

¿Los turistas siguen paseando, a pesar de las circunstancias económicas?

Muchos turistas ya se han acostumbrado a viajar y no quieren renunciar a ello. Entonces optan por seguir haciéndolo pero con menor capacidad de consumo, viajando a lugares más cercanos y quedándose menos días, lo cual se traduce en menos gastos.

¿El turista cambió como resultado de la crisis?

Hay ciertas actitudes que ya estaban cambiando en los turistas antes de la crisis. Las inquietudes, necesidades y los gustos de los visitantes de hoy no son los mismos que hace 20 años. Ahora son más exigentes, más informados y pueden comparar opciones. Lo que hizo la crisis fue agudizar estas actitudes.

¿Ha comenzado la recuperación para el sector turismo?

Sí. Estamos en la senda de la recuperación pero tenemos que ser muy prudentes; estamos en una fase sensible, débil y vulnerable. Creo que todavía vamos a tener unos años difíciles por delante y hay que resolver el gran problema de desempleo que dejó la crisis.

¿Se ha incrementado la demanda de turismo ecológico, por el que más apuesta el país?

Estamos ante una sociedad cada vez más consciente de la importancia del entorno; por esto la forma de competir de Costa Rica es inteligente, porque le está dando a la sociedad lo que busca, sobre todo las sociedades más avanzadas. Hay una cantidad creciente de viajeros que busca este tipo de turismo y que está dispuesto a pagar un precio adicional razonable si se le demuestra que el producto es ambiental.

¿Qué recomienda a los hoteleros que aún no sienten un respiro de la situación?

Competir bajando los precios no es aconsejable, es un error a largo plazo. Yo iría más en la línea de mantener precios y añadir valor, como por ejemplo atenciones en la habitación.

Vanessa Chaves
[email protected]
Ver comentarios