Tsipras celebra aniversario con batalla por pensiones en Grecia
Alexis Tsipras conmemora el primer aniversario con un posible caos que se avecina. Los bonos griegos son los peor evaluados entre todos los títulos soberanos cuya evolución siguen los índices mundiales de Bloomberg en 2016. Bloomberg/La República
Enviar

 El primer ministro Alexis Tsipras conmemora el primer aniversario de su elección el lunes mientras Grecia se encuentra, una vez más, con una batalla entre manos.
Una extenuante negociación sobre reformas se cierne sobre los acreedores del país, mientras los bonos se hunden otra vez tras un año accidentado. Tsipras está inmerso en una confrontación en medio de las reformas a la seguridad social del país, que pretende imponer a través del aumento de las contribuciones y no por medio de un recorte de las pensiones básicas.
Las protestas también se hacen presentes a nivel nacional mientras los griegos se preparan para un mayor sufrimiento durante el gobierno de un primer ministro que eligieron por sus promesas antiausteridad.
“Aún queda lo peor para Tsipras en lo que hace a reacciones sociales ante medidas difíciles como la reforma de las pensiones”, dijo SotiriaTheodoropoulou, investigadora sénior del Instituto Sindical Europeo de Bruselas.
“Las medidas apuntan principalmente a la clase media, a los mismos grupos que lo llevaron al poder, y cualquier luna de miel de que el gobierno haya disfrutado con los sindicatos ya terminó”.
Los mercados han tomado nota del posible caos que se avecina. Los bonos griegos son los peor evaluados entre todos los títulos soberanos cuya evolución siguen los índices mundiales de Bloomberg en 2016, incluso después de que Standard Poor’s elevara la calificación de Grecia un nivel a B- el 22 de enero, haciendo referencia a las expectativas de que el país habrá llegado a un acuerdo con los acreedores en materia de pensiones para fines de marzo.
El rendimiento del bono de referencia de Grecia a diez años aumentó 13 puntos básicos al 9,46%, incremento de 107 puntos básicos desde comienzos de año.
Lo más preocupante es que el rendimiento de los bonos del gobierno a dos años alcanzó 285 puntos básicos más que la deuda a diez años, niveles registrados por última vez antes que Grecia firmara su tercer rescate financiero en agosto, lo que indica una creciente preocupación de los inversores por un incumplimiento de pago.
“Estos episodios de volatilidad en los rendimientos griegos hablan de que la crisis griega aún no ha terminado”, dijo Gianluca Ziglio, director ejecutivo de investigación de renta fija de Sunrise Brokers LLP en Londres. “
Se paraliza temporalmente, o se sale de foco, por un breve lapso por las medidas pasajeras que se toman, pero luego vuelve al centro del escenario cada vez que se acerca una revisión”.
La fría recepción a Tsipras en el Foro Económico Mundial de la semana pasada celebrado en Davos, donde el primer ministro mantuvo reuniones con Christine Lagarde —directora gerente del Fondo Monetario Internacional— y Mario Draghi —presidente del Banco Central Europeo—, se produjo mientras funcionarios griegos de Atenas y funcionarios de menor rango de instituciones crediticias del país intercambiaban datos relativos a las propuestas del gobierno en materia de pensiones.
El comisario de asuntos económicos de la Unión Europea, Pierre Moscovici, enfatizó en Davos que la propuesta de Grecia —que fusionará varios fondos de pensiones y reducirá el gasto en seguridad social en cerca del 1% del producto interno bruto este año— constituye un extenso primer borrador que aún debe desarrollarse. Por su parte, Tsipras y su ministro de finanzas, Euclides Tsakalotos, destacaron la necesidad de una rápida conclusión de la revisión para demostrar a los inversores que el país ha dado vuelta la página.
La necesidad del gobierno de alcanzar el éxito internacional se produce en medio de crecientes problemas locales.
Tsipras tendrá que sacar adelante las reformas por medio del parlamento, donde posee una mayoría de solo tres escaños. Además, durante las últimas protestas contra su gestión, los agricultores y los marinos amenazaron con conmemorar su aniversario paralizando el transporte.


 

Ver comentarios