Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



GLOBAL


Trump no presentará cargos contra Hillary Clinton

AFP [email protected] | Miércoles 23 noviembre, 2016

Pese a que en campaña amenazó con desarrollar una investigación en contra de su rival Hillary Clinton, el presidente electo de Estados Unidos Donald Trump, anunció ayer por medio de una asesora que no habrá indagación alguna. AFP/La República


El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, no impulsará más investigaciones contra su exrival Hillary Clinton por el caso de sus emails, como prometió durante la campaña electoral, dijo ayer una asesora próxima, Kellyanne Conway.

“Pienso que cuando el presidente electo (...) dice inclusive antes de tomar del poder que no desea buscar la presentación de esos cargos, está mandando un mensaje fuerte, en tono y contenido” a sus colegas republicanos, dijo Conway durante una entrevista con la red de TV MSNBC.
Durante la campaña, Trump había generado consternación al anunciar que, de ser electo, instruiría la instalación de un fiscal especial para investigar el uso que Clinton hizo de un servidor privado de correos como secretaria de Estado y de su fundación Clinton.
“Si gano, instruiré a mi secretario de Justicia la designación de un fiscal especial para que analice tu situación. Nunca ha habido tantas mentiras”, había dicho Trump, que incluso amenazó a Clinton con encarcelarla.
En toda la campaña, la incendiaria retórica de Trump hizo que se torne común que sus simpatizantes coreen el lema “¡Enciérrala!” cada que vez que se mencionaba el nombre de Hillary Clinton.
Este martes, Conway dijo que Clinton “aún tiene que enfrentar el hecho de que la mayoría de los estadounidenses no la considera honesta o confiable”.
“Si Donald Trump puede ayudarla a cerrar esa herida, tal vez sea un buen paso” no insistir en una investigación, agregó.
Trump “está ahora pensando en muchas cosas diferentes mientras que se prepara para ser el presidente de Estados Unidos”, dijo Conway.
A Clinton se le cuestiona por haber borrado unos 30 mil correos electrónicos con supuesta información del Departamento de Estado. .
El momento más tenso se produjo durante el segundo debate presidencial, en San Luis (Misuri) en octubre, cuando dijo que, de ganar el 8 de noviembre, instruiría a su fiscal general par que la investigara por este caso.
Cuando la candidata demócrata respondió que, por suerte, Trump no estaba a cargo de la ley, este replicó: “Porque estarías encerrada”. Una amenaza que le valió sus buenas críticas por insinuar que como presidente podría intentar influir en otras ramas del gobierno, pero ovaciones entre sus seguidores.
Del mismo modo, su cambio de opinión ahora también puede ser visto, como señalaron varios medios estadounidenses, como una nueva potencial injerencia del poder legislativo en el judicial, ya que es este el que debería decidir, sin influencias externas, si considera que hay un caso viable contra Clinton o no.