Trump envía señales de que cumplirá promesas contra inmigración
Foto Bloomberg.
Enviar

Donald Trump ganó la presidencia haciendo campaña con la promesa de poner en marcha medidas enérgicas contra la inmigración, y los primeros indicios sugieren que tiene intención de llevar esas promesas a la práctica.

La sección de inmigración del sitio web de transición presidencial de Trump reafirma sus planes de "cancelar órdenes ejecutivas inconstitucionales”, lo cual, según han dicho sus asesores, incluye el programa de 2012 del presidente Barack Obama que protegía contra la deportación a 750 mil jóvenes llevados ilegalmente a Estados Unidos.

Una vez que asuma el cargo en enero, Trump puede interrumpir ese programa sin la aprobación del Congreso. También puede poner fin a la acción ejecutiva de Obama de 2014, bloqueada actualmente en los tribunales, que extendía esa suspensión de deportación a unos 4 millones de inmigrantes indocumentados que no han cometido crímenes.

El sitio web vuelve a poner énfasis en otras propuestas de Trump para las que podría necesitar la aprobación del Congreso, entre ellas el plan de construir un muro en la frontera entre México y Estados Unidos, suspender las nuevas visas a ciertos países de alto riesgo y cambiar las políticas legales de inmigración para proteger mejor a los trabajadores estadounidenses.

El jueves, el presidente electo citó la inmigración como una de sus tres principales prioridades.

"Estamos analizando muy fuertemente la inmigración", dijo a periodistas en el Capitolio después de reunirse con el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, de Kentucky. "Vamos a prestar mucha atención a las fronteras y, muy importante, estamos mirando muy fuertemente la salud y estamos mirando a los puestos de trabajo, buenos puestos de trabajo”.

Trump ha incluido al secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, un referente en la lucha contra la inmigración que ayudó a elaborar polémicas leyes restrictivas en Arizona y Alabama, en su equipo de transición.

"Soy miembro del equipo de transición de política de inmigración y va a haber mucho que hacer, en parte porque el Sr. Trump y el Sr. Obama tienen posiciones diametralmente opuestas cuando se trata de política de inmigración", dijo Kobach a la televisión de Kansas KWCH.

Kobach prometió que habrá "muchos cambios".

Además, Trump ha confiado en el Senador por Alabama Jeff Sessions, también muy restrictivo en materia de inmigración, para que le asesore sobre política inmigratoria.

La inmigración fue un foco polémico en la carrera electoral de 2016, en la que Trump dejó afuera a rivales republicanos como Ted Cruz y Marco Rubio haciendo campaña con promesas mucho más restrictivas de lo que ellos inicialmente planteaban. La candidata demócrata Hillary Clinton quería ampliar los planes de Obama de alivio a la inmigración y abrirle un camino a la ciudadanía a gente que reside ilegalmente en Estados Unidos.

“Va a pasar mucho tiempo controlando la frontera. Puede que no pase mucho tiempo tratando de hacer que México pague por ello. Pero fue una gran estrategia de su campaña ", dijo a National Public Radio, Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes.



Ver comentarios