Trump dice que Alemania es “muy mala” en comercio en cumbre G7
Trump se ha quejado de que el superávit comercial de Alemania con EE.UU. está perjudicando a la economía estadounidense. Bloomberg/La República
Enviar

El principal asesor económico de Donald Trump admitió que el mandatario dijo que Alemania es “muy mala” en lo que respecta a inundar Estados Unidos de autos, pero insistió en que no se trató de una crítica a uno de los aliados más importantes de Estados Unidos.

Las declaraciones fueron publicadas en la prensa alemana y destacan la distancia de Trump en relación con grandes aliados, algo que ya se vio en Sicilia y ayer en la cumbre de la OTAN en Bruselas. En una visita que incluyó sus críticas a los aliados por el gasto en defensa y una reacción del Reino Unido por la filtración de inteligencia, Trump dijo que las compañías manufactureras contribuían a impulsar los déficits comerciales.

Trump se ha quejado en repetidas ocasiones de que el superávit comercial de Alemania con Estados Unidos está perjudicando a la economía estadounidense. Alemania, la mayor economía de Europa, exportó mercancías a Estados Unidos por unos $66 mil millones más de lo que importó el año pasado, lo que hizo que los fabricantes de automóviles, entre ellos Daimler AG, Volkswagen AG y BMW AG, fueran los principales blancos de las críticas.

En enero, en una entrevista del diario Bild, amenazó a BMW con un arancel de importación del 35% a los automóviles fabricados en el extranjero vendidos en el país.

Cuando se le preguntó sobre las declaraciones de Trump acerca del comercio alemán que publicó Der Spiegel, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker confirmó la esencia de los comentarios pero señaló que se los había exagerado debido a un error de traducción.

“Los alemanes son malos, muy malos”, fue la frase de Trump, que mencionó a participantes en una reunión a puertas cerradas con funcionarios de la UE en Bruselas. “Vean los millones de autos que venden en Estados Unidos. Terrible. Vamos a poner fin a eso”, concluyo el mandatario estadounidense.

Si bien la canciller alemana Angela Merkel aún no ha hablado en público de las críticas, su gobierno no tardó en responder.
“La posición alemana sobre el tema de las balanzas comerciales y los superávits es bien conocida, un superávit no es bueno ni malo, es resultado de la oferta y la demanda”, declaró Georg Streiter, vocero del gobierno alemán a la prensa en Berlín.


Ver comentarios