Triunfo de altura de Urán
El 'cafetero' Rigoberto Urán, de 26 años, obtuvo su primera victoria de etapa en una de las grandes vueltas, luego de que el año pasado fuera sétimo en el Giro y en los Juegos Olímpicos de Londres ganara la medalla de plata en ruta. LUK BENIES-AFP/La República
Enviar

Triunfo de altura de Urán

El ciclista colombiano se deja la primera montaña del Giro

La bandera colombiana ondeó por todo lo alto en el Giro de Italia, sus ciclistas mostraron por qué son reconocidos como grandes escaladores y la primera gran montaña se pintó de tostado con Rigoberto Urán (Sky).

201305142210090.a44.jpg
Urán atacó a falta de casi siete kilómetros para la meta y no se detuvo hasta cruzar la bandera de cuadros. El segundo lugar fue para su compatriota Carlos Alberto Betancurt (Ag2r).
Sin embargo, la fiesta no fue total para el equipo Sky, ya que la primera meta en alto, Altopiano del Montasio, en los Alpes Julianos (21 km al 6,4% de pendiente media, con porcentajes del 20%), consolidó la 'maglia' rosa de Vincenzo Nibali (Astana) en detrimento del inglés Wiggan Bradley, quien volvió a fallar y cedió 37 segundos con sus rivales directos.
Desde los primeros pedaleos, la décima etapa comenzó movida. Nada más llegar al primer puerto, el inédito Passo Cason di Lanza (1ª, km 117), situado en la frontera con Austria y Eslovenia, empezó a desintegrar una escapada de 13 corredores que se formó de inicio.
Allí atacó el venezolano Jackson Rodríguez (Androni) para quedarse solo en cabeza y coronar el alto con más de 4 minutos sobre el grupo principal, aunque tras sufrir una avería se le unió el holandés Pauwels (Omega).
Por su parte, en el grupo de favoritos el Sky marcó el ritmo de subida y algunos no lo aguantaron, como Hesjedal, Henao y Samuel Sánchez, sin bien estos dos últimos lograron enlazar en el descenso.
Así fue un duelo Sky-Astana con Urán y Dario Cataldo como puntas de lanza. El colombiano, a 2,49 en la general, demarró a 7,5. Un movimiento táctico que obligó a trabajar a la escuadra del líder, que veía cómo enseguida Urán se ponía a 30 segundos. En medio de la batalla, agazapado, el australiano Cadel Evans, quien aguantó como el gran campeón que es.
La batalla entre el campeón del Tour en 2011, Evans, con el actual líder del Giro, Nibali, también fue memorable en esa mortífera e inacabable subida, aunque después se preocuparon por sacarle mayor ventaja a Wiggins. El líder nunca vio amenazada su camisa.
Para Colombia fue todo una gran fiesta. El 1-2 en el podio muestra su poderío en la montaña y el cafetero Urán ya tiene su gran victoria en el Giro.
“Estoy muy contento. Conocía esta escalada. Como habíamos previsto por la mañana, yo o Henao (Sergio, su compatriota, también del Sky) pasaríamos al ataque. Lo hice (faltando) a los 8 kilómetros y escalé a buen ritmo, con regularidad. Esta victoria es una gran satisfacción para mí y para el equipo”, comentó.
Y aunque podría apostar por el Giro, dejó claro que la prioridad seguirá siendo el inglés. “La jerarquía no ha cambiado tras la etapa. Sé que Bradley (Wiggins) está en condiciones y nosotros podemos jugar la clasificación. La carrera aún es larga”, concluyó.

Dinia Vargas
[email protected]



Ver comentarios