Logo La República

Viernes, 3 de diciembre de 2021



COLUMNISTAS


Tricotomía

María Luisa Avila avilaaguero@gmail.com | Jueves 06 diciembre, 2012


Costa Rica, a pesar de que siempre podemos mejorar, goza de excelentes indicadores que nos colocan dentro de los países más avanzados de la región


Tricotomía

Navidad y Año Nuevo tienden a generar diferentes grados de introspección. Un buen ejercicio de fin de año debería incluir un análisis de nuestros derechos y nuestras responsabilidades, estas últimas a veces tan olvidadas.
Tenemos derecho a tener un medio de transporte propio, pero la responsabilidad de respetar la ley de tránsito; tenemos derecho a manifestarnos, pero la responsabilidad de respetar a los demás; tenemos el derecho de ser críticos, pero la responsabilidad de proponer soluciones. Tenemos el derecho a mejorar nuestros ingresos y nivel de vida, pero la responsabilidad de pagar los impuestos de la renta.
Me parece que seríamos una mejor sociedad si volcáramos más la vista hacia nuestras responsabilidades y deberes.
No es infrecuente leer o escuchar críticas hacia nuestras autoridades, algunas de ellas con justa razón, pero por otro lado está la escasa participación ciudadana proactiva para contribuir con las soluciones de nuestras comunidades.
Es peligroso caer en la crítica por la crítica, en el desgano generalizado, en la displicencia con la que se tiende a mirar a la clase política, sin pensar que eso lo que logra es alejar a los que quieren ingresar en dicho campo del quehacer ciudadano. La democracia se fortalece con participación.
Costa Rica, a pesar de que siempre podemos mejorar, goza de excelentes indicadores que nos colocan dentro de los países más avanzados de la región.
Dos hechos recientes, una encuesta que realizó la Economist Intelligence Unit (EIU), ubica a Costa Rica, junto con Chile y Brasil como los mejores lugares para nacer en América Latina en 2013; el Instituto Legatum —organismo independiente ubicado en Londres— evalúa 142 naciones de todo el mundo midiendo 89 indicadores diferentes de la competencia económica y la calidad de vida en ocho categorías: economía, emprendimiento, gobernanza, seguridad, libertad, educación, salud y capital social, y nuestro país se ubica de 37 muy cerca de Uruguay y de Chile.
Dos buenas noticias con muy poca difusión y discusión nacional, que de haber resultado negativas, sí serían temas de debate. En libertad nos colocamos en el puesto 17.
En resumen, un equilibrio entre derechos y responsabilidades, es tan sano y recomendable como un balance entre el optimismo y el pesimismo. Tenemos un país lleno de oportunidades, no permitamos que nos venza la desesperanza. Tiende a nublar nuestra vista y nuestra capacidad de tomar decisiones inteligentes. Esta será mi parte de mis reflexiones para 2013.


María Luisa Avila
 

NOTAS ANTERIORES


Meditando el voto 2022

Viernes 03 diciembre, 2021

Una vez más la clase política se ha separado en grupúsculos para ofrecer como candidatos a personas que también lo son a diputados

¿Qué hacer con JAPDEVA?

Miércoles 01 diciembre, 2021

Al principio tuvo algún éxito con proyectos de desarrollo, pero según avanzaron los años los fines sociales y desarrollo se fueron enterrando frente a los altos







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.