Trichet decartaría subida de tasas
Enviar
Trichet decartaría subida de tasas

Bruselas -- Los precios europeos se están acelerando al ritmo más vertiginoso de los últimos dos años. De cualquier manera, Jean-Claude Trichet podría abandonar la ofensiva del Banco Central Europeo para subir las tasas de interés.
El presidente del BCE, forzado a tomar posición en su dividido consejo de gobierno, probablemente respalde mantener la tasa principal del banco en 4% esta semana, y quizá por los próximos meses, pronostican los economistas. Si la historia sirve de guía, su próximo cambio podría incluso ser una reducción de tasa.
Por ahora, el consejo de 19 miembros del BCE --que se reunirá en Fráncfort el 8 de noviembre-- se halla en la posición que David Brown, de Bear Stearns Internacional, califica como “patrón de mantenimiento”. La inflación es un obstáculo en el camino de la reducción de tasas, mientras que un crecimiento económico más débil bloquea el aumento que Trichet intentó hace apenas dos meses.
“Los riesgos de baja han aumentado en tal medida que el BCE está impedido ahora de subir las tasas”, dice Jacques Cailloux, economista jefe del área del euro en Royal Bank of Scotland Plc de Londres. “Conforme la economía siga decepcionando, comenzará a abrir la puerta a un recorte en la tasa”.
Tal estrategia significará que Trichet, de 64 años, está apostando a que la economía de Europa --que está debilitándose-- y la subida del euro a un récord contra el dólar al final van a poner la inflación en línea. Su espacio de maniobra también está limitado por el recorte de la semana pasada de la tasa de la Reserva Federal de Estados Unidos, la segunda en dos meses.
El crecimiento económico en la región del euro probablemente se desacelerará a alrededor de 2,5% este año tras una expansión del 2,8% en 2006, la más elevada en seis años, pronosticó el BCE en septiembre. El banco central contempla una expansión del 2,3% en el 2008.
“El BCE está atrapado entre fuerzas en conflicto”, dice Brown, principal economista europeo, con sede en Londres, de Bear Stearns.

Ver comentarios