Trenes y carreteras elevadas descongestionarían San José
Enviar

201512012027560.rec10-1.jpg
El establecimiento de megaterminales para los buses, nuevas interconexiones para distritos y cantones, así como la construcción de trenes y carreteras elevadas, acabarían con las presas que afectan a la ciudad capital.
A dos meses de las elecciones de alcalde, las promesas en infraestructura resaltan en los programas de gobierno de los principales candidatos al municipio de San José.

Las propuestas incluyen también la eliminación de ventas callejeras, el rescate de zona verdes y el arreglo de vías y alcantarillado, con el objetivo de que no se vuelvan a presentar inundaciones en la época lluviosa, que hagan intransitables ciertas vías, tal y como sucedió este año en las cercanías del Barrio Chino.
En el caso de Guido Granados del PLN, promete construir un tren elevado para el transporte público, así como un tren subterráneo y autopistas elevadas.
“Lamentablemente nuestro cantón creció de manera abrupta y sin planificación y hoy día, lleva el peso de innumerables inconvenientes por el crecimiento poblacional desbordado”, dijo Granados.
Para cumplir sus promesas, el futuro alcalde tendrá un presupuesto anual de unos ¢70 mil millones, aunque también podría pedir prestado.
Las presas generan pérdida de tiempo, estrés, contaminación y enfermedades, mientras que tienen un alto costo para los exportadores, que no es fácil de calcular, ya que se tendría que incluir el mayor tiempo en transporte, el aumento en el uso de combustible y el pago de horas extras a los choferes.

201512012027560.rec10-2.jpg


Ver comentarios