Enviar
Viernes 12 Abril, 2013

La administración del tren rescatado por Carabaguíaz, estoy seguro prestará colaboración con la Municipalidad de Paraíso, como lo ha hecho con Heredia, Belén, Cartago y ahora Alajuela


Tren a Paraíso

Si el tren llegará a Cartago… ¿por qué no también a la ciudad de Paraíso que está tan cerca y con habitantes urgidos por transporte de pasajeros rápido, seguro y moderno?
La carretera Cartago-Paraíso es excelente pero, con un tránsito tan tupido, se ha hecho lenta, y es lógico, si tomamos en cuenta que Paraíso es ciudad dormitorio pero, que además, tiene gran movimiento de turistas nacionales y extranjeros.
Por la densidad de su tránsito, recientemente en su corto recorrido, tuve un atraso de casi 30 minutos. Sin duda, el consumo de los combustibles se dispara y como sucede siempre, va en detrimento de los bolsillos del pueblo. Curiosamente, la línea férrea se encuentra ahí solo a la espera de la voluntad que tengan los miembros de la Municipalidad y del INCOFER para rehabilitarla, como se hizo de San José a Cartago.


En la Municipalidad de Paraíso hay buena disposición y deseos para que el tren regrese después de tantos años de ausencia. Un pito tejido entre el vapor de las brumas, será siempre una señal de progreso.
En obras tan importantes para una comunidad, la misma podría organizarse de diferentes medios para recolectar los fondos que hagan factible un proyecto de tantos beneficios, comenzando por el turismo.
Ahora las cosas han cambiado y los países más desarrollados del mundo vuelcan enormes sumas de dinero en el ferrocarril, el único sistema de transporte terrestre que tiene la capacidad de llevar personas y carga con seguridad. Pero también importa recalcar que el INCOFER ahora está empeñado en tener un tren que no ataque al medio ambiente y que utilice poco consumo de combustible, sin contratiempos en el traslado.
Los nuevos trenes son modernos, reúnen esas y muchas otras cualidades. El Concejo debe valorar que el ferrocarril es una herramienta imprescindible en sus planes estratégicos para su desarrollo regional, tanto en lo económico, como en el acercamiento poblacional.
La construcción del ferrocarril fue uno de los motores decisivos en el despegue final del proceso de industrialización. Además, produjo una auténtica revolución en el mundo de los transportes, con importantes consecuencia de todo tipo.
Los trenes son, por otra parte, uno de los escasos medios de transporte que todavía mantienen un cierto romanticismo y, por qué no, compromiso social y ecológico.
La administración del tren rescatado por don Miguel Carabaguíaz, estoy seguro, prestará colaboración con la Municipalidad de Paraíso, como lo ha hecho con Heredia, Belén, Cartago y ahora también con Alajuela.
Ellos saben que el país está urgido por mejorar el transporte de las personas.

José Eliseo Valverde Monge
Médico