Logo La República

Jueves, 1 de octubre de 2020



BLOG


Trátate suavemente

Laura Centeno [email protected] | Miércoles 05 febrero, 2020


Soda Stereo, una de las mejores bandas argentinas de todos los tiempos, nos dejó desde 1984 la canción Trátame Suavemente, parte de la letra dice:

“Te comportas de acuerdo

Con lo que te dicta cada momento

Y esta inconstancia, no es algo heroico

Es más bien algo enfermo…”

Las canciones pueden tener diferentes interpretaciones, para mí esta estrofa tiene significado particular. El desbalance, desequilibrio, los extremos, la inconstancia, realmente no es algo heroico, es todo lo contrario.

Permanecer en una lucha constante de nadar contra corriente, exigirse más de lo que el cuerpo o la mente pueden dar, autocastigarse cargando culpas de nuestras fallas, pecados, equivocaciones y autoexigirnos dando más del 100% en el campo profesional, académico, familiar, deportivo, etc. es un detonante de una enfermedad cada vez más común: Depresión.

Al final, la canción termina diciendo: “Quiero que me trates suavemente”. Yo decidí cantármela, sobre todo porque si vamos a celebrar el Día del Amor y la Amistad, debemos hacer las paces con nosotros mismos, no se trata de ser egoísta ni egocéntrico(a); pero para poder dar a los demás es necesario empezar internamente cultivando nuestra propia aceptación. Ser demasiado perfeccionistas y autoexigirnos más de nuestras capacidades reales implica ser intolerantes con nuestras limitaciones, no ser autocompasivos, no tratarnos con calidez, cariño y perdón. Esto causa angustia, molestia, ira, sentimientos de fracaso, autocrítica, inconformidad permanente, en resumen: malestar.

Lea más: Práctica diaria de Mindfulness para autoaceptación

Como todos queremos bienestar integral y ser felices, vale la pena intentar ser más equilibrados. Todos los extremos son malos y tengo que admitirlo, soy una “intensa” con algunos temas, especialmente cuando trato de amoldarme a los parámetros ajenos, en vez de vivir más relajada y en paz con mis fortalezas y debilidades:

Cada quien tendrá sus prioridades, pero a mí me ha reducido el estrés este año hacer unos pequeños cambios que ojalá puedan ser útiles para vos:

1. Limitar uso de redes sociales a un máximo de 30 minutos diarios para enfocarnos en otras actividades de mayor importancia como meditar y leer más.

2. Comer sano entre semana y darnos permiso de disfrutar alguna comida o postre el fin de semana SIN CULPAS, porque eso también es parte del equilibrio de una alimentación saludable.

3. Entrenar temprano y no ver tele hasta altas horas de la noche, el descanso es indispensable para ser productivo, mejorar el rendimiento deportivo y tener mejor humor durante el día.

4. No usar reloj Smartwatch que nos recuerde las calorías que “hacen falta para cumplir el objetivo diario” el día de descanso semanal.

5. Hacer las tareas que no nos gustan con actitud positiva para felicitarnos cuando terminamos pronto (a mí me sucede con la limpieza de la casa) y dedicar más tiempo a lo que sí disfrutamos como premio al esfuerzo.

6. No pesarnos con frecuencia, sino buscar sentirnos cómodos con nuestra talla normal.

7. Dedicar tiempo para compartir con la familia, con uno mismo y con los amigos (en ese orden).

Lea más: Del Multitasking al Intertasking

8. Encontrar el sentido de propósito de nuestro trabajo y vida (sin importar el puesto). Si nuestras horas laborales ayudan a vivir en una mejor sociedad y trae el sustento a nuestros hogares honradamente, debemos estar agradecidos y orgullosos en vez de vivir frustrados por lo que no hicimos ni tenemos. Hay mucha gente que desearía estar en nuestros zapatos, solo que a veces somos muy privilegiados y no nos damos cuenta.

9. Ahorrar para disfrutar más momentos felices que perduren para siempre y en vez de gastar en cosas materiales que nos hacen felices por un par de días.

10. Motivarnos y entusiasmarnos de nuevos retos, pero, ante todo, mantener disciplina para ver el progreso desde el corto hasta el largo plazo y para eso se necesita también tener paciencia para no tirar la toalla. ¿Si la tiramos?, la recogemos nuevamente y seguimos avanzando.

11. No juzgarnos tan severamente. Esto tampoco quiere decir que vamos a conformarnos con ser mediocres sin salir de la zona de confort. Es mejor hacer algo, caernos y levantarnos a vivir con la duda de no haberlo intentado. El error es parte del aprendizaje, en cambio la incertidumbre es de los estados más estresantes.

Tratémonos suavemente. Feliz Mes del Amor y la Amistad para vos, para mí y para todas las personas que han pasado por nuestra vida con su cariño, indiferencia, amor o rechazo. Todos ellos nos han aportado grandes lecciones de vida.


Un abrazo, Laura Centeno







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.