Tratamiento cura cáncer de mama en una única sesión
El servicio de RIO es ofrecido en la Clínica Bíblica y especialistas, como el doctor Rolando Loría, han implementado la técnica con éxito. Esteban Monge/La República
Enviar

201510182237030.012.jpg
Una mujer con cáncer de mama tiene ahora mayores posibilidades de erradicar por completo el mal y continuar su vida con normalidad gracias a la radioterapia intraoperatoria, técnica conocida como RIO.
Hasta ahora, más de 100 pacientes se han sometido al tratamiento con éxito y hay un 0% de recaídas.
El tratamiento consiste en aplicar radiación ionizante en el tumor expuesto durante el mismo acto quirúrgico, por lo que se excluyen todos los tejidos sanos, evitándoles la exposición tóxica. Además, impide la proliferación de células conforme cicatriza la herida.
El procedimiento requiere una única sesión. Se considera que la dosis aplicada equivale a 1,5 y 2,5 veces la misma dosis administrada de forma convencional, es decir, con radioterapia externa fraccionada.
La exclusiva dosis reduce el dolor en la paciente, así como el estrés que le ocasiona cada nueva sesión de irradiación al recordarle que tiene cáncer.
“Podemos enumerar muchos beneficios, como el cosmético, ya que la reconstrucción de la mama no es afectada por radioterapia externa, que por lo general deja cicatriz. Además, al ser sobre el lecho quirúrgico y no a través de la piel, no impacta en cuanto a coloración y textura”, dijo el doctor Óscar Sánchez, experto en aplicación de la RIO.
El especialista agregó que existe evidencia científica de que la técnica es tan efectiva como el tratamiento con la radiación externa habitual, evitando a la mujer dos o tres meses de preparación, traslados, sesiones y controles, con los costos sicológicos, económicos, familiares y emocionales asociados.
Para someterse a este procedimiento, la paciente debe tener un tumor de al menos dos centímetros de diámetro y no tener componente de carcinoma en el lugar, entre otros requisitos. Aquellas que incumplan con ellos reciben un tratamiento de radioterapia externa, pero las sesiones se reducen a ocho solamente.
“Una tercera parte de las pacientes cumple los requisitos y podrá someterse a una sesión de RIO”, señaló la doctora Marisel Aguilar, quien también es especialista en la técnica.
Las mujeres postmenopáusicas, con tumores pequeños, axila negativa y características biológicas favorables son las ideales para la modalidad, ya que tiene tasas de recurrencia local y un alto impacto en su calidad de vida y efecto cosmético.
El equipo está instalado en la Clínica Bíblica por poseer las condiciones idóneas, pero pertenece a la empresa Tecnología Oncológica Costarricense, la cual provee el servicio de mantenimiento y el personal capacitado para aplicar el procedimiento


 



Ver comentarios