Trastabilla ley eléctrica
“Me preocupa mucho lo que pase en el futuro con este tema, pues la comisión de agropecuarios tiene otras prioridades. Veo cada vez más al ICE quemando combustible para generar energía y eso sin duda alguna tiene un impacto”, expresa Alfonso Pérez, legislador del PLN.Marco Monge/La República
Enviar

Discusión se reanuda tras nueve meses

Trastabilla ley eléctrica

Temor a que iniciativa se archive por falta de apoyo en comisión de agropecuarios

Una de cal y otra de arena recibió la discusión en torno a la ley de contingencia eléctrica.
Por un lado, el debate en torno al tema energético se reanudó en la Asamblea Legislativa tras nueve meses de estancamiento.

201303142209540.n22.jpg
Sin embargo, esa buena noticia podría ser a un precio alto para sus defensores, pues la iniciativa corre el riesgo de ser archivada en la comisión de asuntos agropecuarios.
Ese proyecto estaba estancado desde junio del año pasado, debido a la falta de voluntad.
En primera instancia, porque el Gobierno buscaba los 38 votos necesarios para conformar una comisión especial para discutirlo.
Por otra parte, la oposición no cedió nunca, al considerar en algunos casos que el ICE no necesita una mayor participación privada para abastecer el mercado nacional.
Tras nueve meses de ese estira y encoge, Víctor Emilio Granados, presidente de la Asamblea Legislativa, acabó con ese estancamiento, al remitir el proyecto a la comisión de asuntos agropecuarios.
Sin embargo, esa decisión podría ser negativa para el sector eléctrico en un futuro cercano.
Esto, porque diputados no oficialistas ya anunciaron su oposición al tema, debido a que tienen otras prioridades.
“Este no es un tema de agenda agropecuaria para este país, lo que hacen es una movida política, pero nosotros estaremos atentos para enfrentar este tema”, indicó Jorge Gamboa, legislador del PAC.
La ley de contingencia eléctrica fue enviada a la corriente legislativa con carácter de urgencia por el Gobierno en mayo de 2011, con la intención de abaratar el costo de la energía y evitar apagones en el futuro.
En lo esencial, el proyecto aumenta el porcentaje de generación eléctrica de las empresas privadas, al pasar del 15% de la demanda nacional a un 25% del total, lo que permitiría que estas aporten unos 300 MW adicionales en los próximos seis años.
Esto, ante la imposibilidad del ICE de cumplir a tiempo la construcción de sus plantas hidroeléctricas para abastecer el mercado nacional.
“Me preocupa mucho lo que pase en el futuro con este tema, pues la comisión de agropecuarios tiene otras prioridades. Veo cada vez más al ICE quemando combustible para generar energía y eso sin duda alguna tiene un impacto”, expresa Alfonso Pérez, legislador del PLN.

 

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios