Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Transitar sobre recuerdos

Luis Fernado Rojas [email protected] | Martes 03 mayo, 2011



Transitar sobre recuerdos
Gineth Soto dijo emocionarse cuando pasó por donde en 2008 vivió momentos difíciles

Si algo le sobra en estos momentos a la escaladora tica, Gineth Soto, quien se encuentra subiendo hacia la cima del Monte Everest, es entusiasmo y vigor. Ella dice sentirse fuerte y si bien en su mente no hay campo para la duda, sí lo hay para la nostalgia.
“Sí que fue un poco emocional estar en el campamento #2”, nos cuenta Gineth desde el Everest, robándole tiempo al tiempo, pero ejercitando su espíritu para que vaya paralelo al esfuerzo físico que está realizando.
“Tengo muchos recuerdos buenos y otros muy difíciles en esta zona. Anduve por todos los lados donde pasé y hasta por algunas de las piedras donde estuve sentada en momentos difíciles en 2008”.
Soto afirmó que le cortó la respiración el retorno del pasado a su mente, pero que inmediatamente se enchufó con un presente, totalmente diferente, con una compañía de logística muy buena, lo que le permite disfrutar el día a día con una perspectiva de triunfadora. “Esta es otra experiencia diferente, y la estoy viviendo con toda intensidad”.
Ayer Soto inició la tercera y última etapa de aclimatación antes del empuje a la cima. Narró que hubo mucha nieve durante la segunda etapa en la que pasó dos noches en el campo #1 a 6 mil metros y dos en el campo #2 a 6.400 metros.
Gineth, que antes de iniciar la etapa de ayer bajó al campamento base a descansar, asegura que no ha tenido mayores problemas de salud, en las etapas superadas “ni siquiera un dolor de cabeza”.
Soto reconoció que la etapa que inició ayer es la más difícil e importante antes de la cima. Lo que hará ella esta semana será subir a 6 mil metros y pasar ahí una noche, luego hoy ir al campo 2 (6.400 metros) donde se quedará dos noches y el jueves irá al campo 3 (7.500 metros de altura) donde permanecerá una noche, para volver al campo 2 el viernes y de ahí de nuevo al campo base, para dar por finalizada la etapa de aclimatación.
“La movida del campo #2 al campo #3 será bastante difícil, ya que subimos por la pared de Lhotse. Esa noche será la más difícil de todas y no usamos oxígeno, el trayecto es peligroso y es una prueba, porque hay que pasar una noche ahí para demostrar que puede subir a la cima”.
Gineth agradeció las muestras de apoyo que se encuentra vía Internet cada vez que puede entrar porque dice que “son una buena medicina para mi corazón y mi espíritu, aunque separada por miles de kilómetros, sé que no estoy sola y que mucha gente viene subiendo conmigo en espíritu, empujándome hacia la cima”.

Luis Rojas
[email protected]