Enviar
Transat agita los mares
Costa Rica invertirá $8 millones en recibir cuatro ediciones de esta competencia

Luis Rojas
[email protected]

En menos de dos semanas una de las competencias más famosas del mundo arrancará desde un puerto de la ciudad francesa de Le Havre, para arribar dos semanas después a Limón, Costa Rica, abriendo a los ojos del mundo a un puerto para el que, dicen sus organizadores, habrá un antes y un después de Transat.
Se trata de la famosa competencia de buques de vela Transat Jacques Vabre, que se inició en 1993, cuando este personaje imaginó una carrera sobre el tema del café, partiendo de Francia y arribando a los principales destinos de este grano en América: Colombia, Brasil y Costa Rica.
Fue así como de 1993 a 1999, la prueba llegó a Cartagena, de 2001 a 2007 a San Salvador de Bahía, en Brasil, y ahora le toca el turno a Costa Rica, hacia donde se dirigirán los veleros que partan de Francia el próximo 8 de noviembre.
Jacques Lanusse es parte de la organización de Transat en Costa Rica. El se muestra optimista por lo que viene y por el impacto mediático que tendrá ya que este es el cuarto evento deportivo en Europa.
“Los veleros en Europa son extremamente populares y no es un deporte de ricos; si bien los patrocinadores ponen mucho dinero porque hay barcos que valen hasta $10 millones, pero los navegantes son gente sencilla; marineros que conocen muy bien el mar”.
Los barcos tendrán dos navegantes. “Son los barcos más rápidos del mundo. En Europa los llamamos los fórmula 1 del mar porque son de alta tecnología y con materiales que se usan en esa famosa competencia”.
Tras recorrer 9.500 kilómetros, y atravesar los mares Atlántico y Caribe, sin parar, sin asistencia, se espera que el ganador arribe a Limón el próximo 21 de noviembre.
Durante la travesía ellos estarán enviando imágenes de las condiciones que enfrenten en esta travesía y una vez que lleguen a Limón se mantendrán ahí un par de semanas compartiendo con los costarricenses y visitantes extranjeros, antes de echar marcha atrás y volver a Francia, ahora con más navegantes en sus barcos.
Teresa Bejarano, asesora de Mercadeo del ICT, expresó que se tiene mucha fe en que esta competencia cambiará el rostro de la ciudad de Limón, como sucedió en Salvador Bahía, y consolidará a Costa Rica como un destino turístico de los europeos.
“Los limonenses están muy entusiasmados y nos hemos reunido con gente de los comités de ornato y de seguridad y con todos aquellos que están dispuestos a hacer las cosas bien”.


Estudiantes ticos en línea

En la residencia de Fabrice Delloye, embajador de Francia, ayer se realizó una actividad especial con representaciones de escolares limonenses y alumnos del Liceo Franco-Costarricense, quienes escogieron por rifa un barco al cual van a apoyar y mantendrán comunicación durante la travesía.
Este proyecto les permitirá a los alumnos costarricenses aprender acerca de la vida en el mar, pero también sobre las energías renovables y el cambio climático, al mismo tiempo que enlazará a ambas culturas.
Ver comentarios