Enviar
Colegio de Abogados formó la Defensoría Social, que brinda asesoría legal a empleados sin recursos económicos
Trabajadores pueden defenderse en forma gratuita

• En diez meses de funcionamiento han entablado 350 demandas laborales

Yessenia Garita
[email protected]

Los trabajadores tienen ahora un nuevo aliado. Se trata de la Defensoría Social, un programa de responsabilidad social que busca el acceso a la justicia de los trabajadores que no cuentan con los recursos económicos suficientes.
Este programa es emprendido por el Colegio de Abogados de Costa Rica, quienes de forma gratuita ofrecen los servicios profesionales a empleados que no tengan cómo pagar por ellos.
En diez meses de haberse implementado dicho programa se han recibido 1.000 consultas que son defendidas gratuitamente por un grupo de abogados de dicha entidad.
En materia laboral se busca el acceso de las personas que al ser despedidas sin responsabilidad o en circunstancias de ilegalidad y no contar con los recursos económicos, puedan interponer una demanda laboral con el acompañamiento de un abogado que le dé seguimiento y asesoría a su proceso, según Angie Salas, coordinadora de la Defensoría Social del Colegio de Abogados.
“Queremos solidarizar a los profesionales con personas que en condiciones de especial vulnerabilidad por su estado (embarazo, problemas de salud, analfabetismo o baja escolaridad), ven limitado el ejercicio de sus derechos laborales”, explicó Salas.
Para este fin se cuenta con una oficina en el quinto piso del Segundo Circuito Judicial, donde ya se tramitan alrededor de 350 demandas laborales, y con nueve consultorios jurídicos regionales.
“Los consultorios permite
n ofrecer un servicio gratuito, pues la estructura administrativa es asumida por el Colegio y apoyada por abogados y abogadas comprometidos con la sociedad”, dijo Gilberto Corella, presidente del Colegio de Abogados en un comunicado de prensa.
Para que los defensores sociales cumplan con este programa cuentan con capacitaciones especializadas en las área
s de atención que permitan un servicio de calidad para el usuario.
“Este tipo de programas de responsabilidad social pueden constituirse en desafíos corporativos del compromiso social de sus agremiados”, explicó Salas.
Pero el programa de Defensoría Social va más allá, pues también ofrece asesoría a otra población vulnerable, los privados de libertad con sentencia firme, a quienes se les brinda asistencia jurídica relacionada con su situación legal.
“Estamos trabajando con talleres para privados de libertad, talleres de diálogo para el manejo de conflictos y de atención a la violencia”, dijo Salas.
Este programa de Responsabilidad Social Corporativa incluso se ha expandido fuera de las fronteras, por cuanto también se desarrolla en México, Guatemala, Bolivia, Ecuador y Perú.
“La internacionalización de nuestros proyectos es mediante Eurosocial, que funciona en Europa, pero que está a cargo de captar recursos y direccionarlos a proyectos de acción social”, explicó Corella.
Esta internacionalización permite incluso encuentros con abogados de otras nacionalidades, mediante la Federación Internacional de Abogados (FIA).
Ver comentarios