Toyota busca aprender de lecciones de Uber
Toyota busca responder con agilidad a las preferencias de sus clientes, tal y como lo ha logrado Uber. Bloomberg/La República
Enviar

Toyota pasó casi 80 años creando un coloso capaz de superar en ventas al resto del sector automovilístico. Ahora la compañía apuesta su supervivencia a largo plazo al aprendizaje de lecciones de empresas emergentes como Uber, para aprender cómo responder más ágilmente a cambios profundos en las preferencias de los clientes.

El mayor fabricante de automóviles del mundo tiene que operar en modo de crisis para poder mantenerse a la altura de las demandas de sus clientes, que quieren autos menos contaminantes, conectados y con capacidad de conducción autónoma, según declaraciones del miércoles del vicedirector ejecutivo, Didier Leroy.

Desde que Akio Toyoda, director general de Toyota,  reestructurara la empresa en siete divisiones comerciales y nombrara a Leroy director de competencia, el francés se ha propuesto reavivar la pasión entre los rangos burocráticos de la compañía.

“En este mundo vertiginoso nadie puede decir que está protegido, nadie puede decir que tiene el capital”, declaró a los medios Leroy, de 58 años, en las oficinas de Toyota de Tokio.

Tras conseguir beneficios récord durante tres años consecutivos, los analistas estiman que las ganancias de Toyota, líderes en el sector, van a caer este ejercicio fiscal principalmente por la fortaleza del yen. La presencia limitada del fabricante de los modelos Prius y Corolla en China en relación a su competidor más cercano, Volkswagen, también podría costarle a la empresa su liderazgo en ventas mundiales tras cuatro años de batir récords en las clasificaciones.

Leroy, que comenzó su carrera en el sector automotriz hace 34 años en las fábricas de Renault SA, señala que Toyota ya no está centrada en el objetivo de ventas anuales de 10 millones al que aspiraba el anterior presidente Carlos Ghosn. En los próximo 20 años, dice Leroy, las oportunidades de crecimiento se presentarán en el desarrollo de los servicios de datos y movilidad en lugar de en la venta creciente de vehículos.

Ver comentarios