Touchdowns entre crisis
Enviar
Touchdowns entre crisis

Super Bowl menos ostentoso, pero igual de caro

Luis Rojas
[email protected]

La final de la Liga Nacional del Fútbol Americano conocida como el Super Bowl y que enfrentará en su edición 43 a los Acereros de Pittsburgh ante los Cardenales de Arizona, en Tampa sufrirá los efectos de la crisis económica en los Estados Unidos, pero no por eso perderá atractivo y valor.
Si bien, se pronostica que el juego no dejará en Tampa, los $400 millones que produjo el año pasado a la economía de Phoenix, lo cierto es que la misma locura previa que se da antes de este juego, se repite a pocos días del encuentro.
La disminución se podría entender, aparte de la recesión, en el hecho de que se trata de dos equipos que no son los que atraen la mayor atención a nivel nacional, son los finalistas inesperados, por lo que difícilmente provocarán locuras como las que se dieron hace un año de pagar hasta $15.000 por una entrada en la reventa.

El mariscal de los Acereros, Ben Roethlisberger, llega al partido con una historia controvertida, la de ser el más joven que lanzó el ovoide en un Super Bowl, pero también fue el peor. Roethlisberger ganó, en 2004, el quinto Super Bowl en la historia de los Acereros, cuando vencieron 21-10 a los Halcones Marinos de Seattle, en Detroit, pero sufrió dos interceptaciones y el triunfo no se debió a su trabajo sino a las peores decisiones de los árbitros que se recuerdan en la historia de la NFL.
En la defensa de los Acereros Troy Polamalu tendrá con toda seguridad la nada agradable misión de marcar al receptor estrella de los Cardenales Larry Fitzgerald, mientras que en el ataque la responsabilidad descansará una vez más el receptor abierto Hines Ward, quien dijo estar más listo que nadie.
Del lado de los Cardenales, que llegan como cenicienta a disputar su primer Super Bowl, con la cruz de ser el más conocido en la NFL, por ser el “gran perdedor”, está el veterano mariscal Kurt Warner, de 37 años, gran líder del equipo, quien buscará ganar dos Super Bowls en décadas distintas y hará su tercera participación en el partido por el título de la NFL.
Kurt Warner solo fue capturado en 28 ocasiones durante la temporada y solo 3 durante los playoffs, gracias a su capacidad de reconocer la presión y a la imaginación de Todd Haley para seleccionar jugadas y sumado al buen momento que atraviesa Larry Fitzgerald.
El entrenador jefe de los Cardenales, Ken
Whisenhunt, que trabajó con los Acereros y conoce mejor que nadie a su rival, indicó que se equivocaban los que pensaron que su equipo llegaba con menos posibilidades que sus rivales.
“Somos un equipo que hemos logrado mejorar muchos aspectos de nuestro juego y cuando salgamos al campo tendremos todas las opciones a conseguir la victoria”, señaló Whisenhunt. “Nada de lo que se diga de nosotros nos afecta”.
El entrenador jefe de los Acereros, Mike Tomlin, de 36 años, expresó por su parte que “No tenemos que cambiar nada, simplemente adaptarnos al ambiente especial que tiene un Super Bowl y luego hacer en el campo las cosas para las que hemos trabajado durante toda la temporada”.
Para el espectáculo de medio tiempo también tiraron la casa por la ventana y el gran invitado será Bruce Springsteen y the E Street Band, que se convertirá en el quinto veterano de la música mundial que actúa en la mayor fiesta deportiva del año en Estados Unidos.
Otro detalle a mencionar fue que el anuncio de PETA 'Veggie Love' iba a ser exhibido durante el Super Bowl, pero NBC, que es quien emite el evento, vetó la publicidad porque el nivel de sexualidad sobrepasaba los estándares de la cadena.
Consulta: EFE y páginas en Internet



Gasto

*Para el día del Super Bowl, los bares y restaurantes esperan ganancias hasta de un 40%.

*En Hooters, uno de los lugares clásicos donde los amantes de este deporte se reúnen para ver los partidos, las reservaciones están agotadas.

*En las tiendas especializadas en artículos deportivos las ventas se incrementaron en esta semana en un 80 %.

*El costo de los anuncios de publicidad sería de $3 millones por 30 segundos, 11 % más que el año pasado. Pese a eso, la compañía de cervezas "Anheuser-Busch", que en las cinco Super Bowls anteriores se gastó $115 millones, ya tiene previsto comprar al menos 10 anuncios para el del próximo domingo, que esperan puedan verlo entre 80 y 90 millones de telespectadores.

*Cada jugador del equipo ganador recibirá un premio de $78 mil y del perdedor $40 mil.

*El juego será transmitido a más de 220 países en 30 idiomas.


Ahorro

*Este año compañías importantes del mundo del automóvil, como la General Motors, no tendrán anuncios publicitarios en la televisión, ni dará ninguna fiesta privada e igual harán las revistas “Playboy” y “Sports Illustred”, entre otras.

*Todavía ayer era posible encontrar habitaciones en Tampa, algo imposible a estas alturas del año pasado en Phoenix.

*El número de periodistas que cubrirán el evento será inferior a la del año pasado, debido a la grave crisis que afecta a la industria de los periódicos, radio y televisión.

*Los directivos de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) dicen estar conscientes tanto de la realidad del interés deportivo que generan los dos equipos (muy diferente al que generaban el año pasado los Patriotas y los Gigantes) como de las condiciones económicas que afectan al país, han provocado una merma.

Ver comentarios