Enviar
Proyectan exportar 300 mil sacos en 2020
Tostadores triplicarían oferta

Planteamiento incluye modernizar modelo cafetalero
El sector tostador enfocará sus esfuerzos para lograr exportar de aquí a nueve años el 30% de la cosecha de café nacional con valor agregado, es decir como producto terminado y no como materia prima.
Esto permitiría a la agrocadena ampliar su valor y generar mejores ingresos y menor fragilidad ante los cambios inevitables del agro y de los precios internacionales de las materias primas.
El sector tostador argumenta que Costa Rica exporta como café verde (es decir en saco) el 80% de su producción, mientras que el restante 20% se industrializa en el país para el consumo interno.
Esto induce al gremio cafetalero a una pérdida de la opción de que el país se convierta en potencia exportadora de producto de alta calidad para el consumidor final.
Con base en ese potencial, proponen que para 2020, de los 2 millones de sacos de grano verde de café que se producen, se exporten 600 mil en forma procesada y no como insumo para empresas tostadoras del mundo.
“En 2020 Costa Rica cumplirá 200 años de haber realizado la primera exportación de café al mundo, y a pesar de esos casi dos siglos de beneficios económicos y sociales aportados por esta agroindustria, aún seguimos exportando el grano de café verde”, indicó José Manuel Hernando, presidente de la Cámara de Tostadores de Café.
Hemos realizado un acercamiento con industriales en otros países productores tan importantes como Brasil y podemos visualizar oportunidades de crecimiento que deben aprovecharse, adicionó el representante tostador.
Los empresarios sostienen que sus empresas cuentan con la capacidad y con las herramientas para exportar también el producto procesado y empacado en el país.
Si bien el grano costarricense es reconocido por su prestigio y alta calidad, sus cálculos apuntan a poder generar mayores divisas a través de la cadena cafetalera nacional, fortaleciéndola y modernizándola.
Durante 2011, el gremio tostador ha dado pasos en la dirección de acumular todo el valor agregado para su negocio.
Uno de ellos ha sido el esfuerzo realizado para conseguir que se apruebe la Norma Nacional de Café Tostado, que se encuentra ya vigente y que será punta de lanza para toda una estrategia de consolidación de prácticas industriales de alto nivel.
Esta gestión permitirá la emisión de certificaciones de calidad para el producto tostado en el país, de cara al consumidor nacional y dentro de la estrategia de internacionalizar el café tostado elaborado localmente.

Ernesto Villalobos
evillalobos@larepublica.net

Ver comentarios