Enviar
“Torres” entierran a la Liga
Ya Oscar Ramírez sabe lo que son dos derrotas consecutivas con Alajuelense



Cuando un portero está en su día no hay manera de hacerle un gol, ni siquiera de penal, porque hasta eso ataja. El Club Sport Cartaginés, comandado por la gran tarde de su arquero Luis Torres, venció sin apelaciones 2 a 0 a la Liga Deportiva Alajuelense.
Y es que Torres llegó dispuesto a parar todo, a imponerse en la cancha y a callar a aquellos que lo tildaron de liguista, luego de los cuatro goles que le hicieron en el Morera Soto y que le costaron la titularidad y un largo periodo en la banca.
Era el día esperado, el ambiente soñado, estadio lleno y un gran rival al frente, nada menos que el bicampeón nacional, y Torres no lo dejó ir, más bien aprovechó para convertirse en héroe al parar dos penales, uno a Cristian Oviedo y el otro a Geancarlo González.
Cartaginés tenía que ganar, era la opción precisa para regresar a la zona de clasificación tras el empate previo de Puntarenas y por eso Johnny Chaves montó un equipo muy ofensivo.
Al frente Alajuelense, no es que no debía ganar, pero, por lo que mandó Oscar Ramírez al terreno de juego, dejó claro que la prioridad era al menos no perder, en busca de mermar la crisis interna que hay en el equipo.
Los dos equipos poblaron la media cancha con cinco jugadores, los locales con hombres de buen fútbol y hasta ofensivos (López, Valverde, Eneas, Jiménez y Pablo Brenes), mientras que la Liga con marcadores y destructores (Sarvas, Valle, Oviedo y Salvatierra).
Con esas características el juego en los primeros minutos tuvo un lógico dominio local, con opciones claras de anotar, hasta que las marcas se impusieron y nivelaron las acciones.
Con el juego al ritmo que Oscar Ramírez quería, se presentó el primer penal del juego, tras falta de Torres sobre Jonathan “el llanero solitario” McDonald a los 11 minutos.
Quien si no Cristian Oviedo, todo un maestro de los penales para ejecutar. Se paró con poca distancia, caminó despacio, Torres no se movió, vino el remate y el brumoso, en un paradón, mandó el balón al tiro de esquina.
Eso dio aire a los locales que comenzaron a sacarse de las ataduras, penetrar por la derecha donde Paolo Jiménez, Carlos Johnson y Pablo Brenes hacían fiesta, llevando por la calle de la amargura a Christopher Meneses y Allen Guevara, quienes apunta de faltas los detenían.
En uno de esos tiros libres ejecutados por Pablo, la pelota fue al primer poste donde surgió la figura de Johnson para de cabeza desviar lo suficiente y vencer a Patrick Pemberton.
Eneas tuvo el 2 a 0, antes de que Torres le quitara en un mano a mano a Salvatierra el empate y el poste frenara el grito de gol manudo en remate de Valle.
Pero llegó el segundo tanto en una pelota que luchó Da Conceicao y envió un centro justo donde estaba Randall “Chiqui” Brenes, quien sacó una marca y remató de izquierda para que la pelota llegara hasta la red manuda. 2 a 0 al 42.
Con ese marcador Cartaginés administró la complementaria, no arriesgó, ni siquiera cuando tuvo un hombre de más, le cedió la iniciativa a la Liga y vivió de la renta.
Ahhh, faltaba otro penal. Esta vez la falta fue sobre Argenis Fernández y cobró González, pero de nuevo, a falta de diez minutos para el final, Torres lo detuvo, para convertirse en la figura del juego.
Cartaginés recuperó el cuarto lugar y lo puede consolidar el jueves ante Orión, mientras que la Liga pierde su segundo juego consecutivo y el miércoles va al Ricardo Saprissa.

Cristian Williams
[email protected]


Ver comentarios