Enviar
Tom Hardy, próximo enemigo de Batman, se lanza al estrellato en “Warrior”

Tom Hardy, actor que encarnará al próximo enemigo de Batman en “The Dark Knight Rises”, estrena “Warrior”, un filme que propone una mirada íntima y reflexiva al mundo de las artes marciales mixtas y que le ha deparado algunas de las mejores críticas de su carrera.
Hardy es un superviviente. El intérprete inglés, que rueda actualmente las nuevas aventuras del hombre murciélago, vive un momento de oro en Hollywood. Pero para llegar aquí tuvo que superar años de delincuencia, alcoholismo y adicción a las drogas.
“Soy tremendamente afortunado. Estoy contento simplemente de estar vivo”, admitió este londinense de 33 años.
El musculoso Hardy, que ha tenido que aumentar más aún sus dimensiones para encarnar a Bane, el enemigo de Batman, aunque tiene prohibido por contrato hablar sobre el filme, no dudó en explicar los motivos que lo llevan a encarnar a personajes malévolos u oscuros en sus intenciones.
“Yo siempre juzgo a mis personajes. Para sacarlos adelante hay que hacerlo. Elijo las características que me inspiran o me interesan, como ocurrió con el de ‘Bronson’. Encuentro las cosas que me divierten, que me hacen reír o que me dan miedo, y trato de reflejarlas para que la gente sienta lo mismo”, razonó.
Tras conseguir gran popularidad al participar en “Inception” (2010), de Christopher Nolan, ahora “Warrior”, según la crítica especializada, podría situar su nombre entre los premiados a final de año por su personaje del marine Tommy Conlon.
Conlon regresa a casa tras 14 años, con la intención de participar en la mayor competición de artes marciales mixtas, para lo cual pide ayuda a su padre, su exentrenador. Todo ello por una promesa que le hizo a la pareja de un compañero caído en Irak.
El filme, dirigido por Gavin O’Connor (“Miracle”, “Pride and Glory”), lo protagonizan Joel Edgerton (“Animal Kingdom”), Hardy, Jennifer Morrison (de la serie “House”) y Nick Nolte (“The Thin Red Line”), quien también suena en los pronósticos para los premios.

Los Angeles / EFE
Ver comentarios