Enviar
Tom Brady estalló en Wembley
En el juego anual de temporada celebrado en Londres, los Patriotas comieron carnero

Las dos generaciones más recordadas en la historia de la NFL como de ensueño, en la posición de mariscal de campo, son las de 1983 con John Elway, Dan Marino y Jim Kelly y desde luego la de 2004 que sumó para cuatro anillo de Super Bowl con Eli Manning, Ben Roethlisberger y Philip Rivers.
En este 2012 es notable que cinco novatos tomen las riendas como titulares de sus respectivos equipos y hasta el pasado fin de semana, tres reportan marcas por arriba de .500 de porcentaje.
Curiosamente al finalizar la Semana Siete, de este quinteto primerizo que integran Andrew Luck, Robert Griffin III, Ryan Tannehill, Brandon Weeden y Russell Wilson, es el mariscal de campo de los Cafés de Cleveland, Weeden, quien tenía mayor número de yardas (1783), mayor intentos de pase (272, 3° en la NFL) y el peor récord (1-6).
De los cinco, Wilson de los Halcones Marinos era hasta la semana anterior el único con marca ganadora (4-3), el segundo con más pases de touchdown (ocho), pero quien tenía menos yardas por aire (1230) y la tercera peor ofensiva total de la liga.
Luck y Griffin sumaban siete pases de anotación, pero es el pasador de Washington el que tiene mayor promedio de yardas por pase (8.5), menos intercepciones (tres) y además otros seis touchdonwns por tierra. Tannehill tenía a los Delfines con marca de 3-3 y entre los cinco novatos es el segundo mejor en promedio de yardas por pase (7.3), pero sumaba dos intercepciones más que touchdowns (4/6).
Habrá que esperar el carácter de este quinteto de mariscales, conforme se sometan a la presión del cierre de campaña.
Mientras tanto, ayer, como parte del calendario de la Semana Ocho de temporada, Tom Brady lideró series hasta las diagonales en las primeras cinco posesiones de los Patriotas, y New England le pasó por encima a los Carneros de San Luis, 45-7, en el juego anual de temporada regular llevado a cabo en Londres.
Los Carneros se mostraron listos para dar batalla cuando Sam Bradford encontró a Chris Givens en un pase de 50 yardas en la primera serie ofensiva del partido. Pero esa fue toda la ofensiva que mostró San Luis, y los Patriotas fueron imparables desde ese momento.
Brady atravesó a la defensiva de los Carneros a voluntad, dándole a New England una ventaja de 28-7 para el medio tiempo, luego encontró a Brandon Lloyd para un touchdown de 9 yardas arrancando el tercer cuarto.
New England sobrepasó las 350 yardas ofensivas en su 17° juego consecutivo, rompiendo la marca de la NFL establecida por los propios Carneros entre 1999-2000.
En Filadelfia, si los Halcones de Atlanta son así de buenos, significa que las Aguilas de Filadelfia son así de malos.
Matt Ryan lanzó pases de anotación en las primeras tres posesiones contra las Aguilas y su nuevo coordinador defensivo Todd Bowles, para que los Halcones se mantengan como el único invicto de la NFL, tras la convincente victoria 30-17 sobre Filadelfia ayer domingo.
Los Halcones alcanzaron el 7-0 por primera vez, mientras las Aguilas (3-4) perdieron después de una semana de descanso, marcando la primera vez que les sucede en 14 juegos, desde el arribo del entrenador en jefe Andy Reid en 1999.
Ryan conectó 22 de 29 pases para 262 yardas y tres touchdowns, su primera victoria contra el equipo de su ciudad natal, luego de tres intentos.
Por primera vez, Michael Vick no entregó el balón, pero jugó de manera regular y fracasó en vencer a su exequipo, en su segundo arranque contra los Halcones desde que regresó a la NFL en 2009.
En Green Bay, Aaron Rodgers regresó a una de sus opciones favoritas, y conectó pase de anotación con Donald Driver entrado el cuarto periodo, sellando la victoria en 24-15, de los Empacadores sobre los Jaguares de Jacksonville.
Rodgers lanzó dos anotaciones, pasando a Bart Starr en el segundo puesto de la lista histórica de Green Bay, y Dezman Moses le dio el primer touchdown a los locales en patada de despeje bloqueada, en casi 22 años.
Sin embargo, Green Bay (5-3) se vio sorprendentemente desafiado por el peor equipo de la NFL, que perdió su cuarto partido consecutivo.

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Consultas ESPN y EFE
Ver comentarios