Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



IMPACTO LEGAL


Todos los caminos conducen a San José

Carlos F. Camacho [email protected] | Lunes 25 septiembre, 2017



Tenemos la oportunidad de consolidar a San José como centro de población, revitalizándolo como ciudad y facilitando la movilidad de las personas. En las últimas décadas el caos vehicular en el Gran Área Metropolitana ha escalado de manera vertiginosa. Ante esta situación las políticas públicas se han enfocado en esfuerzos por mejorar el caudal de transporte desde las periferias hacia la capital sin éxito notorio. Los tiempos de desplazamiento de la población económicamente activa están directamente ligados con la productividad de nuestro país y, aún más significativo, con su calidad de vida.

Este escenario nos exige replantear la problemática y a buscar vías alternativas para remediar la situación; es evidente que la mejora de nuestra infraestructura vial, y principalmente el desarrollo de un sistema de transporte masivo de pasajeros es esencial e inaplazable. Sin embargo, me parece valioso cambiar, por un momento el foco de atención del desplazamiento desde las periferias de San José, y enfocarlo al repoblamiento del Centro Histórico de la capital como medida tendiente a abordar la problemática. El centro de San José se consolida como el núcleo de la vida política y económica de Costa Rica al conservar las sedes de numerosas instituciones públicas y empresas representativas, así como parques, edificios y monumentos que han sido testigos de nuestro progreso como país; se puede decir entonces que “todos los caminos de Costa Rica conducen a San José.”

En esta línea, resulta paradójico que el centro de San José encuentre en la actualidad una densidad de población sumamente baja en comparación con su otrora dinamismo poblacional; según registros históricos recabados a partir de censos, los distritos centrales de San José albergaban 101.162 habitantes en el año 1963 para una densidad de población de 10.6487 de habitantes por kilómetro cuadrado. Por otro lado, los mismos distritos albergan hoy un total aproximado de 47.000 habitantes para alcanzar una ínfima densidad de población de 4947 habitantes por kilómetro cuadrado. Además, los distritos de Pavas, Hatillo y San Sebastián, concentran el 56% de la población del cantón de San José, mientras que, en Carmen, Merced, Hospital y Catedral, solo albergan el 16% de la población lo que revela un sorprendente desequilibrio en la densidad de población en la que el casco principal se encuentra despoblado. Estos datos dan una clara muestra de un potencial no aprovechado en las últimas décadas. Un crecimiento poblacional cuidadoso del casco central de San José vendría a incentivar el dinamismo económico y cultural de la zona, así como un incremento en el atractivo turístico de la capital.

En los últimos años, la Municipalidad de San José, el Instituto Tecnológico de Costa Rica y algunas organizaciones no gubernamentales han estado trabajando para rescatar algunos espacios perdidos en la capitalyestimular el desarrollo inmobiliario mediante la creación de incentivos fiscales. El centro de San José se hace más atractivo para costarricenses habitantes del conurbano a partir de una pujante oferta gastronómica y cultural, por muchos años adormecida. A pesar de esto es fundamental aumentar los incentivos en el desarrollo de proyectos inmobiliarios que cautiven a esa población económicamente activa dentro del casco central. En otras palabras, no se trata sólo de crecer, sino que es primordial tener un crecimiento ordenado con base en obras de calidad y atracción de población pujante.

El reto en esta coyuntura es buscar la manera de reemplazar edificios que en la actualidad se encuentran obsoletos y consecuentemente desocupados a lo largo de San José, por proyectos atractivos y accesibles para la población en búsqueda de vivienda. El escenario plantea un gran desafío, pero a la vez se conforma como una excelente oportunidad para desarrolladores inmobiliarios que identifiquen y capitalicen esta necesidad. El repoblamiento planificado de San José podría incidir no sólo en el dinamismo del centro neurálgico de nuestra nación, sino que podría significar un apoyo transitorio para el caos vial que aqueja al Gran Área Metropolitana.

Carlos F. Camacho
Socio
AriasLaw
[email protected]
ariaslaw.com
4036-2800