Enviar
Presidente Martín Torrijos vendrá a Costa Rica para poner fin a diez años de espera por acuerdo comercial
TLC con Panamá se ratificará el viernes

• Exportadores consideran mercado canalero como un excelente nicho

Carlos Jesús Mora
[email protected]

La espera de diez años para la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Costa Rica y Panamá, será coronada este viernes por los gobiernos de ambos países.
Martín Torrijos, presidente de Panamá, visitará Costa Rica ese día para suscribir con el mandatario Oscar Arias los instrumentos que dejarán en pie el acuerdo comercial.
La Embajada de Panamá en Costa Rica anunció que Torrijos llegará el viernes en horas de la mañana y que su estadía en el país será de solamente cuatro horas. A las 11 a.m. está previsto su encuentro con Arias.
Las autoridades comerciales y cámaras empresariales de los dos países esperan que el acuerdo potencie el intercambio comercial entre ambos.
En el caso de Costa Rica en los últimos cuatro años las exportaciones hacia Panamá crecieron de $166,3 millones en 2003 a $327,2 millones en 2007.
Entretanto, las exportaciones de Panamá hacia Costa Rica en 2005 fueron de $85,8 millones, y en 2007 de $103,4 millones.
Del total de exportaciones entre ambas naciones, un 1,4% de los productos quedó excluido del tratado, específicamente bienes sensibles como arroz, azúcar, papa, cebolla, así como café en grano y tostado.
Actualmente Costa Rica cuenta en algunos productos con cuotas asignadas, tal es el caso de la leche fluida y la mantequilla.
Con la aprobación del TLC con Panamá no solo se mantendrá la cuota, sino que se lograrán periodos de desgravación de 12 años en el primer producto y libre comercio inmediato en el segundo.
En el caso del pollo y el yogur, que no están incluidos en el acuerdo comercial actual, se logró un programa de desgravación a 15 años para el primero y libre comercio inmediato para el segundo.
En los servicios —telecomunicaciones y seguros— las autoridades de ambos gobiernos acordaron revisar el tema un año después de que entre a regir el tratado y una vez que esté en vigencia en Costa Rica el nuevo marco jurídico que los regule.
“Panamá es un excelente mercado natural para nosotros, porque es una ampliación de nuestro mercado local; este tratado será una excelente oportunidad para la pequeñas, medianas y grandes empresas costarricenses”, consideró Sergio Navas, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Exportadores de Costa Rica.



Ver comentarios