Enviar
Acuerdo permitirá el libre acceso al 90% de los productos nacionales
TLC con Panamá quedó aprobado

• Negociación del tratado comercial se extendió por una década
• Exportaciones hacia el vecino del sur crecerían un 10% con nuevo marco


Danny Canales y Carlos Jesús Mora
[email protected]
[email protected]

El Tratado de Libre Comercio (TLC) con Panamá superó ayer su trámite en la Asamblea Legislativa.
Con una votación unánime, los 45 legisladores que participaron en la sesión apoyaron la iniciativa en su segundo debate.
La ratificación definitiva por parte de los legisladores se dio luego de que la Sala Constitucional resolviera que el documento no presentaba roces con la Carta Magna.
La negociación para suscribir un marco comercial con Panamá ha sido la más extensa en la historia, ya que se extendió por una década.
Este es el sétimo acuerdo comercial que suscribe Costa Rica, lo que la convierte en la segunda nación latinoamericana con más tratados negociados.
Actualmente el 3% de los productos que venden los productores costarricenses es a Panamá. Se estima que el tratado aumentará el comercio en un 10%.
El TLC abre las puertas con libre acceso al 90% de los productos que exporta el país al vecino del sur.
Los medicamentos, abonos, pinturas, preparaciones de belleza, plástico, láminas, tubos, llantas y papel, son algunos de los productos que entrarían libres de gravámenes a Panamá.
También entran con cero arancel los artículos de construcción, refrigeradoras, cocinas, textiles y calzado.
El TLC no solo mantiene las cuotas sino que ofrece periodos de desgravación de 12 años para la leche fluida y libre comercio inmediato para mantequilla.
En el caso del pollo y del yogur, se logró un programa de desgravación a 15 años para el primero y libre comercio inmediato para el segundo.
En la carne de bovino se obtuvo una cuota y desgravación a tres años, igual que en jaleas y mermeladas.
Por su parte, los productos sensibles como el arroz, azúcar, papa, cebolla, café en grano y tostado, quedaron fuera del tratado.
El acuerdo contempla, a su vez, plazos de desgravación para el resto de los sectores que van desde los tres hasta los 17 años.
Del otro lado, el acuerdo comercial les abre una ventana de oportunidades a los panameños para introducirse al país con servicios.
Las relaciones comerciales con Panamá registran un auge del 17% anual en los últimos cuatro años, pasando de $144 millones en 2002, a $267 millones en 2006.
Panamá había ratificado el acuerdo comercial desde diciembre del año pasado.
Ahora depende de que el Poder Ejecutivo concluya los trámites pertinentes para que el TLC entre en vigor.
El comercio con el vecino del sur se rige por un acuerdo de alcance parcial suscrito en 1973.


Ver comentarios