Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



NACIONALES


TLC con Panamá catapulta interés local

Redacción La República [email protected] | Jueves 15 enero, 2009



Empresas aprovechan entrada en vigencia de acuerdo comercial para explorar nuevos nichos
Panamá impulsa exportaciones nacionales

• Sectores echaron a andar programas que aumentaron sus envíos a ese país
• Ventas durante 2008 se incrementaron en más de un 30%

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Los anaqueles de los supermercados, tiendas de conveniencia y abastecedores panameños, cuentan desde el 1° de enero con más productos manufacturados en Costa Rica.
Industrias nacionales como Jack´s, Demasa, Sardimar, Musmanni y Ujarrás no titubearon y aprovecharon la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Panamá, para desarrollar programas de promoción e incrementar sus ventas a ese destino.
Más aún, desde antes de que entrara a regir la apertura comercial, cuando a finales de noviembre se aprobó el TLC con el vecino del sur, a lo interno de cada una de estas industrias ya se analizaba la forma de aumentar la producción.
“Mantenemos una relación con el mercado panameño desde tiempo atrás, y esta nos pareció una oportunidad que no debía esperar. Los productos costarricenses tienen una aceptación excelente entre los consumidores panameños”, reconoció Tomás Pozuelo, gerente general de Industrias Jack´s.
La inclinación de los empresarios nacionales hacia el mercado fronterizo obedece a las características de “mercado natural” que este tiene, lo cual abre mejores oportunidades para la pequeña y mediana empresa nacional.
“Ellos comen lo mismo que nosotros, con la diferencia de que su producción no puede abastecer el 100% de su demanda. Además, la cercanía física entre ambas naciones hace que para las empresas, las exportaciones sean como enviar productos a la Zona Sur de nuestro país… el acarreo de los bienes no es prohibitivo, como sí lo es en otros casos”, indicó Mario Montero, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia).
A noviembre de 2008, el aumento en las exportaciones costarricenses hacia Panamá había aumentado en un 31,4%, con respecto a lo enviado en el mismo período durante 2007. Se espera que este año la cifra crezca aún más, debido a la entrada en vigencia del acuerdo.
El total exportado a esa fecha pasó de $302 millones a $393 millones, lo cual ubicó a ese país como el cuarto destino de las ventas nacionales.
“Para algunos sectores productivos los efectos del acuerdo comercial con Panamá son, una vez que entró en vigencia, más importantes que los derivados de otros tratados, como el de Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana”, afirmó Marco Vinicio Ruiz, Ministro de Comercio Exterior (Comex).
El sector alimentario, coincide con esta apreciación.
“En realidad sí, el TLC con Panamá es una oportunidad con un efecto mucho más rápido que el efecto que podemos ver con Cafta, Unión Europea, China y todos esos juntos”, afirmó Montero.
La estrategia oficial en Comex para este período, también respalda la iniciativa empresarial.
De hecho, la próxima semana la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) llevará a cabo una actividad de apertura oficial de la oficina de promoción en Ciudad de Panamá.
Al igual que en Nueva York o Pekín, el despacho se encarga desde noviembre pasado de promover la colocación y la demanda de cada vez más productos de los que conforman la oferta exportable nacional.
Durante 2008, 474 empresas nacionales exportaron 1.520 productos distintos a ese mercado.
Otro de los avances que se espera ocurra con la entrada en vigencia de este TLC, es la atracción de inversión extranjera proveniente de Panamá.
En el último año, el 2% de la Inversión Extranjera Directa (IED), que arribó al país, provino desde el vecino del sur.
“Estamos hablando de que una buena cantidad de capital podría estar llegando para impulsar el sector empresarial local, atraídos por las condiciones productivas y estratégicas de Costa Rica. Eso es bueno pues al final podría derivar en generación de empleos”, sostuvo Laura Rodríguez, directora de Aplicación de Acuerdos Comerciales de Comex.
Un ejemplo más de aprovechamiento de las condiciones que garantiza el tratado es el de las pastas alimenticias.
Desde Costa Rica, y a lo largo de al menos una década, los espaguetis y otros tipos de pasta llegaban a Panamá bajo una sola marca. Contrario a eso, a partir de la entrada en vigencia del “cero arancel” en ese nicho de mercado, otra firma nacional estará colocando sus pastas en suelo panameño.
“A partir del hecho que un 70% de las empresas exportadoras nacionales son de pequeño y mediano tamaño, las negociaciones con Panamá se aceleraron para procurar que a partir de 2009 ese mercado se abriera a quienes más lo necesitan. Antes, el arancel de 15% que aplicaba sobre las pastas era prohibiti
vo para los pequeños productores; hoy eso ya no será más un impedimento para el intercambio, y en las casas de Panamá se probarán también otras pastas nacionales”, agregó Rodríguez.
A pesar de lo positivo que se haya señalado siempre hay cosas por mejorar y las condiciones de infraestructura aduanal del lado costarricense en el límite con Panamá, deberán sufrir mejoras inmediatas.
Aunque será un año crítico a nivel financiero, 2009 deberá servir como termómetro para medir el verdadero impacto del TLC. A criterio de los expertos, los ímpetus exportadores del empresariado nacional mantendrán el balance comercial que hasta la fecha ha sido favorable.