Logo La República

Martes, 26 de mayo de 2020



COLUMNISTAS


Tiempos crueles

Luis Alejandro Álvarez [email protected] | Jueves 09 abril, 2020


Desde allende los mares, de aquellas tierras que visitó Marco Polo en búsqueda de la seda, y luego de una no larga espera, llegó a las tierras de los bruncas, huetares y chorotegas, un visitante invisible, no deseado.

Tal y como sucede donde llega, vino a imponerse, a amedrentar, a asustar, con una secuencia de contagios que no se sabe cuando se detendrá.

Esta población alegre, la del “Pura Vida”, en gran parte encerrada en sus casas, evitando un contagio que se asume en algun momento vendrá, y que de ser masivo generaría un colapso del sistema de salud, esponiendo a muchos a no tener acceso a respiradores en caso de necesitarlos.

Enfrentamos un reto no conocido por las tres últimas generaciones, aunque hubo otras pandemias, como del SAAR y del H1N1, que fueron controladas rápidamente, y otras como el VIH, en décadas recientes hasta la fecha, y la “Influenza Española”, hace cien años, que le dieron la vuelta al mundo y cobraron millones de vidas.

Vivimos en un país con un sistema de salud sólido, consolidado, con autoridades en materia de salud, y de atención de emergencias, capacitados para atender los retos que el “COVID19” plantea. Todo un privilegio.

Un agradecimiento y reconocimiento a ese ejército silencioso de valientes ciudadanos.

El “distanciamiento físico”, nombre apropiado, nos confina en los hogares, ha separado familias, amistades, pero con la dicha de la tecnología. Hace 15 o 20 años la experiencia hubiera sido mucho más fuerte y abrumante.

El teletrabajo es hoy norma en lo posible; municipalidades, instituciones, y oficinas del gobierno central, reciben gestiones de forma digital, por correo electrónico, algo que hasta hace poco no era factible. Avance que pudo haber tenido lugar hace ańos, se da forzado por las circuntancias. Demuestra que no era que no se podía, pues ya se hace.

El cierre de fronteras, y de ingreso de foraneos no residentes, que anteriormente se nos dijo no se aplicaba por no ser xenofóbicos, hoy es rotundo. Situación semejante con el cierre de las escuelas, que tampoco se consideró pertinente.

Lamentable, e inevitable, la contracción de la actividad comercial, y que miles de personas tengan hoy suspendido, reducido, o finiquitado su trabajo.

Esta crisis global, nos golpea con un déficit fiscal mayor al proyectado de no haberse aprobado los impuestos, y con una contracción en los ingresos al fisco.

El sector privado está a la expectativa de que estrategias se plantearán para la recuperación económica post cuarentena, luego de la frustrante espera desde junio anterior, cuando desde Zapote se anunció mes a mes que era el mes de la “reactivación de la economía”, y que nunca llegó.

No podemos olvidar que muchas familias viven hoy la amenaza del hambre, la falta de oportunidades laborales, una pobreza que inevitablemente se multiplica.

Definitivamente estamos viviendo tiempos crueles, y solo juntos saldremos de esto.

NOTAS ANTERIORES


Soluciones y ocurrencias

Martes 26 mayo, 2020

Una empresa privada que cuente con un Estado amigable como el descrito, donde la natural contraposición de intereses no se exime







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.