Ticos brillan en el Latin
José Méndez se recuperó de su tibio arranque y se coloca dentro del top ten del torneo, por lo que vuelve a soñar.ENRIQUE BERARDI-LAAC/LA REPÚBLICA
Enviar

Ticos brillan en el Latin

El LAAC promete tener un cierre espectacular este fin de semana

Pilar, Buenos Aires (Argentina). Con carácter y mucho empeño, los nacionales José Méndez, Álvaro Ortiz y Paul Chaplet están dejando una gran imagen en el Latin America Amateur Championship (LAAC), que este fin de semana promete un espectacular cierre.

201501162250390.a11.jpg
Pasar el corte era el primer paso de los nacionales. Lo cumplieron, y con creces, tanto que están dentro de los 15 primeros lugares.
En el caso de Méndez, quien es el tercer sembrado, respondió este viernes al juego que se espera y se repuso de su primera ronda de 73 (-1).
Un gran cierre en los últimos nueve hoyos (cuatro birdies) del segundo día le permitió empatar en la octava casilla, a cinco golpes del líder, Andre Tourinho.
“Comencé fuerte, pegando bien, luego me perdí. Hasta que logré tranquilizarme y volver a tomar el ritmo para cerrar bien”, explicó Méndez sobre su ronda.
El medallista de los Juegos Centroamericanos y del Caribe no ve tanta distancia con la cima y apuesta a que en el fin de semana todo puede cambiar.
“Cinco golpes en golf no es nada, en dos hoyos te pueden quitar o meter cinco golpes”, afirmó.
Por su parte, Ortiz, con su experiencia, demuestra que todavía tiene golf para dar. Está con uno bajo par al igual que Chaplet, el golfista más joven del torneo con 15 años, quien expone que en Costa Rica hay futuro.
Para Ortiz, su ronda fue una montaña rusa, que de no ser por tres hoyos hubiera sido de ensueño.
Por mucho tiempo en horas de la mañana se vio dentro de los primeros puestos de la tabla, gracias a su estrategia de buscar pares.
Además logró añadir también birdies, (10, 12 y 13) para ponerse con -5 para el torneo, gracias al hecho en el 7.
Pero cuando todo era perfecto para el tico, llegaron los problemas. Visitó en tres ocasiones el agua. En el hoyo 15 se fue dos veces, apuntó un doble bogey y en el 17 fue al agua en una ocasión, con el mismo resultado. A eso le sumó un bogey en el 18, después de una mala salida.
Todo ello lo dejó con 72 (par) para un total de 143 impactos (-1) después de 36 hoyos.
“En el 15, no es un hoyo difícil, cometí un error de principiante teniendo mucho espacio por la derecha, tiré a la izquierda y me sacó del juego. Yo normalmente no arriesgo, no es mi característica. Un error en garrafal”, resumió el nacional.
En el 17 dijo estar inseguro del palo a utilizar y lo terminó también pagando caro. “Le di sin estar listo y es una falta de concentración”.
Casi que de inmediato iba terminando también Chaplet, con un score de 71 gracias a cuatro birdies y tres bogeys.
“Mi primer objetivo era pasar el corte y obviamente dar lo mejor de lo que podía hacer, peleando siempre hasta el final”, aseguró.
Chaplet ha apostado por un libreto conservador en su juego. Pensar siempre bien cada golpe y no exponerse a tiros complicados que luego le pueden costar muy caro.
“Intenté no hacer golpes que no podía hacer porque sabía que me podían resultar en un mal score. Hay que ser paciente y esperar a que los hoyos pasen, en busca de algún chance para atacar”, mencionó.
Para el fin de semana, los últimos 36 hoyos que llevarán a un golfista rumbo al legendario campo de Augusta, los nacionales apuestan por seguir con la misma estrategia.
“Toca disfrutar de lo que queda del torneo”, comenta Ortiz. “Si logro tener ritmo, todo puede pasar”, advierte Méndez.
Mientras tanto en la punta, Tourinho se colocó líder con ocho bajo par (70 y 66).
Le sigue a un impacto el chileno Matías Domínguez, quien firmó la mejor tarjeta de lo que llevamos del torneo 65.
En ese segundo puesto también está el local Joaquín Bonjour. El argentino fue otro de los que el Pilar Golf Club hizo soñar con mucho y luego castigó.
Bonjour hizo nueve birdies con solo un bogey hasta el hoyo 16, pero en el par tres del 17 se fue en dos ocasiones al agua y acabó en un cuádruple bogey que lo alejó de ser el líder solitario.
Así es este campo, castigador al máximo, no regala nada. Y para el cierre promete también jugar su partido.
Augusta es un sueño que no llegará tan sencillamente.


Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios