Enviar
Ticos dominantes en lucha

Cristian Williams
[email protected]

El talento de los costarricenses Wady Salgado y Ludwing Salazar se impuso ante la experiencia y reconocimiento internacional de los luchadores extranjeros Tyrone Holmes y Chad Klingensmith, quienes quedaron tendidos sobre la lona.
El pasado sábado el Gimnasio Nacional fue la sede de una velada sin precedentes que albergó la final del XII Torneo de Artes Marciales Mixtas.
La primera pelea la disputaron Reiner Hernández y Tyrone Holmes, quien pasó a seminales por la descalificación
de Hernández. Tras ellos subieron al ring el nacional Randall Jiménez y el estadounidense Chad Klingensmith, este reconocido luchador de la cadena Elite XC noqueó a Hernández y se garantizó el pase a la siguiente llave.
Luego se enfrentaron Wady Salgado y Alejandro Rodríguez quien fue vencido por Salgado gracias a una excelente llave de sumisión que dejó al guatemalteco inmóvil sobre la lona.
La noche era de la academia Muy Thai pues su siguiente representante, y uno de los favoritos de la noche, Ludwing Salazar, derrotó de la misma manera a Alberto García, de Panamá.
En las semifinales Salgado demostró de nuevo su poderío derrotando a Holmes por sumisión mientras que Ludwing Salazar noqueó a Reiner Hernández, quien pese a haber sido descalificado en la primera pelea tuvo la oportunidad de subir nuevamente al ring pues Klingensmith no pudo pelear más.
En la gran final Salazar y Salgado se enfrentaron en una lucha de titanes y amigos, pero fue este último quien tras un combate de tres rounds se quedó con el cinturón del torneo.
Pesos pesados y combates de exhibición complementaron el espectáculo. Los amantes de las artes marciales y la lucha asistieron al Gimnasio Nacional y llenaron las gradas de adrenalina.
El torneo de artes marciales era el plato fuerte de la noche; sin embargo, la empresa CR Fights, promotora del evento, se aseguró de presentar peleas adicionales de excelente nivel que mantuvieron al publico cautivo durante las casi cuatro horas que duró la noche de peleas.
Uno de los combates más fuertes se dio entre Armando Mena y Bo Williams, dos masas humanas de músculo que recorrieron la lona del cuadrilátero en un enfrentamiento de gladiadores que puso a todos los asistentes de pie.
Ver comentarios