Enviar
Ticos dan méritos a Guatemala

Bajo nivel de algunos integrantes fue la principal causa del fracaso en el Centroamericano

Dinia Vargas
[email protected]

Con el dolor de no haber podido conseguir el sexto título consecutivo para el país la Selección Nacional de golf da los méritos al combinado de Guatemala que fue digno ganador del certamen.
Como ya sabían los jugadores antes de iniciar el torneo era claro que todas las selecciones tenían la mirada puesta en la tricolor, siendo un factor negativo que tuvo el equipo dirigido por Sergio Egloff más el bajo nivel de ciertas figuras nacionales.
“Fue muy evidente el comportamiento del público siempre en contra, el entorno que había. También se dio un rendimiento bajo de algunos jugadores de los que esperábamos más”, aseguró Alvaro Ortiz, principal figura tica que en la última jornada perdió el título individual.
Ortiz le dio el mérito al guatemalteco José Toledo, que logró remontar seis golpes de desventaja con que inició la última jornada gracias a su tarjeta de 67 golpes.
“Yo jugué bajo el parámetro que tenía marcado, eran seis golpes de ventaja. El mérito es de él, hizo uno de los mejores puntajes en su propia carrera. Yo cumplí con lo mío, pero Toledo tuvo una excelente ronda”, afirmó.
Alvaro, uno de los golfistas de más experiencia del equipo, manifestó que la selección pagó en parte la transición que está teniendo en busca de la juventud, y la enseñanza que les dio este Centroamericano es muy importante.
“En lo personal, se volvió a confirmar un dicho del golf, no hay ventaja grande o pequeña, y en lo grupal los resultados reflejan la preparación y el enfoque que uno tuvo, ahora hay que analizarlo”, explicó Ortiz.
Mientras tanto Ramón Herrero, de 18 años, mostró en El Salvador su madurez dentro del campo a pesar de su corta edad, siendo una de las mejores cartas de la escuadra.
“Traté de hacer lo que podía, en ciertos momentos sentí que pude haber hecho más, pero estoy conforme con mi participación”, dijo Herrero, quien señaló que en ese tipo de torneos tener un buen juego en corto es relevante, lo cual se consigue preparándose mejor y esa es la mayor enseñanza para el próximo.
Entre los debutantes del equipo está Manfred Reiche, que expresó estar muy emocionado y a la vez triste. “Los primeros dos días fueron muy lentos y me tocó apoyar a mis compañeros desde afuera, ya los otros dos días que pude jugar empecé bastante nervioso aunque después logre controlar mi juego”.
Los ticos esperan utilizar lo aprendido en la edición 66 del Campeonato Centroamericano para lograr un mejor desempeñó el próximo año cuando tengan que ir a competir a Nicaragua.
Ver comentarios