Enviar
“The Help”, paréntesis entre acción y superhéroes

“The Help” no es una película de presupuesto millonario ni con efectos especiales, sino una historia de verdad, de las miserias en el sur de Estados Unidos en los años 60 y de cómo la minoría anglosajona abusó de los afroamericanos sin ningún tipo de impunidad.
La película que llegará a los cines en agosto, es la historia de esa discriminación, pero desde el punto de vista femenino.
De cómo unas señoras de la limpieza arriesgaron sus trabajos y su integridad física para contarle al mundo a través de una periodista sus muchas frustraciones y lo más injusto de la sociedad en que les tocó vivir.
Basada en la novela homónima de Kathryn Stockett, uno de los best seller de 2009 según el diario “The New York Times”, cuenta con un notable reparto, casi todo de mujeres, con Emma Stone a la cabeza en el papel de osada periodista, además de Bryce Dallas Howard, Viola Davis, Octavia Spencer, Jessica Chastain y Allison Janney.
Dirigida por Tate Taylor, amigo de infancia de Stockett, se centra en los relatos de tres mujeres que vivieron historias paralelas en Mississipi, durante la década de los 60.
Eugenia Skeeter, interpretada por Stone, se dio de bruces con la constante realidad de abusos y vejaciones psicológicas a las mujeres afroamericanas que se hacían cargo de las familias blancas, y decidió dar el paso de acercarse a una de ellas para tratar de conseguir que le contase sus más íntimas frustraciones. Skeeter regresa a su casa después de graduarse de la Universidad de Mississippi y descubre que la empleada, que la acompañó durante su infancia, ha desaparecido.
Así es como las historias de Skeeter y Aibileen Clark (Davis), una afroamericana que acaba de perder su hijo único, y Minny Jackson (Spencer) una empleada doméstica que no teme enfrentarse con sus jefes por lo que es despedida en múltiples ocasiones y tiene problemas para conseguir empleo, convergen para explicar la brecha entre los blancos y los negros en la capital de Mississippi.
El filme, rodado íntegramente en este estado del sur, aborda con agilidad y sentido del humor el tema del racismo y la ignorancia sureña.
Una película que confía en dar qué hablar, por la polémica que la envuelve.
La propia Stone, que será la próxima chica “Spiderman”, aseguró durante la producción de la película que todavía queda mucho racismo en Estados Unidos. “Espero que este trabajo les recuerde de dónde venimos”, destacó.

Los Angeles / DPA


Ver comentarios