Enviar
El Angel y Zuerkata sufrieron los embates del sismo y podrían salir hasta un año de funcionamiento, como ocurrirá con Cariblanco
Terremoto deja fuera tres plantas eléctricas

• Los proyectos energéticos Doña Julia, Caño Grande, Don Pedro, Río Volcán y el complejo Toro sufrieron daños menores y tienen dificultades de acceso, pero no dejarían de operar
• Faltante de electricidad equivale a lo necesario para abastecer unas 90 mil viviendas

Natasha Cambronero
[email protected]
Colaboró con esta información el periodista Ernesto Villalobos

El terremoto del pasado jueves no solo dejó fuera de funcionamiento a la planta hidroeléctrica Cariblanco, sino también a El Angel y Zuerkata, que no pudieron salvarse de los estragos del sismo de 6,2 grados.
Los daños presentados en estos dos proyectos energéticos los dejaría hasta un año sin operar, debido al barro y palos que inundaron la casa de máquinas.
“Desafortunadamente los daños son muy serios, se están haciendo las inspecciones del caso, pero es posible que ocurra lo mismo que con Cariblanco”, aseguró Mario Alvarado, director de la Asociación Costarricense de Productores de Energía (Acope).
Con el cierre de estas tres plantas se estaría dejando de producir cerca de 90 megavatios de energía hidroeléctrica, lo cual quiere decir que se perdería la electricidad necesaria para iluminar unas 90 mil casas.
Esta situación estaría provocando un mayor consumo de combustibles fósiles, pues a nivel nacional se produce únicamente lo necesario para satisfacer la demanda y no existe capacidad instalada para hacer frente a un eventual faltante.
Además, un aumento en la utilización de los derivados del petróleo podría ocasionar un alza en las tarifas de la electricidad, como ha ocurrido en otras ocasiones.
“Un incremento en las tarifas todavía no se sabe, pero lo que sí es un hecho es que vamos a depender más de los combustibles”, dijo Pedro Pablo Quirós, presidente del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
Los daños que produjo el sismo no se limitan solo a estas tres plantas.
Los proyectos hidroeléctricos Doña Julia, Don Pedro, Volcán y Caño Grande (los tres en la zona de Sarapiquí) también sufrieron daños aunque en menor proporción, con lo cual no se ha obstaculizado su funcionamiento. Sin embargo, tienen problemas de acceso.
“El tramo de carretera para acceder a estos proyectos están totalmente destruidos o tienen derrumbes en la vía, esperemos que esto no ocasione problemas en el futuro”, aseguró Alvarado.
De igual forma, las plantas hidroeléctricas Toro 1, Toro 2 y Toro 3 sufrieron el embate de la naturaleza. Una cabeza de agua ocasionó fisuras en los embalses. Mientras que se perdió la conexión entre Toro 1 y 2, pues una avalancha se llevó el puente sobre el río Toro Seco.
Además, se inundó el túnel que está en proceso de construcción de Toro 3. Dicho túnel es de poco más de tres kilómetros, y aunque no había entrado en operaciones requerirá arreglos para poder funcionar.
Pero los daños que produjo el sismo no se reducen a las pla
ntas hidroeléctricas, ya que habitacionalmente también se presentaron estragos mayores. Se estima que al menos 518 casas fueron destruidas o presentan algún daño en la zona del epicentro.
Hasta ayer, cerca de 564 personas reclamaron su seguro a causa de un daño estructural en la vivienda.
“Todavía no sabemos cuál será la suma que tendrá que desembolsar el INS para el pago de pólizas, pero sí sabemos que será cuantiosa, pues solo la planta hidroeléctrica Cariblanco está asegurada por $131 millones”, afirmó Guillermo Constenla, presidente del Instituto Nacional de Seguros.





Ver comentarios