Telefónica invierte en contenido original para crecer en TV
Movistar TV de Telefónica representaría la mayor apuesta a series originales por parte de una operadora telefónica europea. Bloomberg/La República
Enviar

Telefónica SA está dando un paso firme en la producción de contenidos para televisión con una inversión de unos $112 millones anuales en ficción y entretenimiento, exclusivos, que la operadora española distribuirá a través de la mayor red de fibra óptica de Europa.

La iniciativa de la filial Movistar TV de Telefónica, representaría la mayor apuesta a series originales por parte de una operadora telefónica europea, y podría crecer en los próximos años.

Las operadoras telefónicas se han estado expandiendo en el sector de la televisión de pago y han comprado derechos de deportes populares como el fútbol, pero la mayoría se ha mantenido alejada del arriesgado negocio de producción de series de éxito típico de los canales de TV tradicionales, o las compañías digitales Netflix Inc. y Amazon.com Inc.

"Queremos producir programas en la tradición de lo que se está haciendo en Estados Unidos o el Reino Unido", dijo Domingo Corral, director de ficción de Movistar TV.

En la actualidad Movistar TV está rodando seis series y prevé emitir 14 programas entre setiembre de este año y finales de 2018. La programación exclusiva en español formará parte del paquete de televisión de pago que la compañía incluye con los servicios de Internet, telefonía móvil y fija.

Uno de los objetivos de esta iniciativa es limitar el "churn", una medida del nivel de rotación de clientes muy utilizada en el sector de telecomunicaciones, dando a los usuarios una razón más para mantener el servicio.

Telefónica también utilizará la programación exclusiva como incentivo para alentar a los clientes a cambiar a paquetes con un precio más alto. La fórmula está basada en los ingresos recurrentes, un modelo similar al utilizado por Netflix, Amazon Prime y el canal de televisión de pago estadounidense HBO para eliminar su dependencia de los niveles de audiencia y la publicidad de la televisión tradicional.

Telefónica conoce bien los riesgos de intentar equilibrar las telecomunicaciones y el negocio de producción televisiva. La compañía desmanteló su división audiovisual a mediados de la década de 2000, tras gastar 5.200 millones de euros en la compra de Endemol, el creador de "Big Brother", y de invertir en canales de televisión.


Ver comentarios