Enviar
Telefonía celular se reúne en gran cita 
Contar con tecnología 3D en el celular fue una de las novedades presentadas ayer

La ciudad española de Barcelona acoge desde ayer el Mobile World Congress, la gran cita mundial sobre telefonía celular en la que los grandes fabricantes presentarán sus novedades y que en esta edición estará marcada por el acuerdo entre Nokia y Microsoft.
Casi 800 operadores de telefonía celular de todo el mundo y más de 200 empresas estarán presentes en Barcelona, donde compartirán espacio con 2.400 periodistas acreditados.
El Mobile World Congress (MWC), que reunirá hasta el próximo jueves las propuestas de más de 1.300 expositores de más de 200 nacionalidades, genera un impacto económico de más de 220 millones de euros (casi $300 millones) gracias a sus 55 mil visitantes, más de la mitad de ellos de cargos directivos.
Aunque tiene un componente muy "mediático", es, fundamentalmente, un encuentro de la industria con productos y servicios que permitirían crear desde cero una operadora de telecomunicaciones con sus redes, sistemas de facturación, servicios, celulares, y tarjetas SIM.
La alianza anunciada entre Microsoft y Nokia en torno al sistema operativo móvil de la multinacional estadounidense, el Windows Phone, hará que la intervención del máximo dirigente de Microsoft, Steve Ballmer, o del de Nokia, Stephen Elop, sean seguidas con especial atención.
El consejero delegado de Google, Eric Schmidt, también asistirá a las conferencias del encuentro, así como el de Twitter, Dick Costolo, y el de Yahoo!, Carol Bartz.
Los operadores, verdaderos promotores del MWC, también estarán bien representados en las conferencias. Es el caso del presidente de Telefónica, César Alierta; el consejero delegado de Vodafone, Vitorio Colao, y el presidente de China Mobile, Wang Jianzhou.
En los cuatro días del congreso habrá 250 conferencias del sector y los asistentes celebrarán miles de reuniones profesionales.
Después de varios años de dudas, parece que la apuesta por el pago por celular va a ser una realidad y a este congreso asistirán empresas con sus propuestas y entidades bancarias para hablar de las posibilidades de lo que ya se ve como un nuevo medio de pago.
Este año presenta un reto suplementario para Barcelona, ya que en unos meses se decidirá si a partir de 2013 el congreso se celebra en la ciudad española o se traslada a Amsterdam, Colonia, Milán, Múnich o París.
Barcelona / EFE

Ver comentarios