Telcos unidas en cobro por descarga
Enviar

Kölbi, Movistar y Claro defienden nuevo modelo

Telcos unidas en cobro por descarga

Defensoría y parte de la población desconfían

Kölbi, Movistar y Claro dejarán sus diferencias de lado por un instante y harán lucha común para defender el nuevo modelo de cobro por descarga en Internet para usuarios pospago.
Explicar el beneficio es el objetivo, a pocos días de la audiencia pública, que será decisiva para la aprobación de esta nueva posibilidad de cobro.
Esto lo harán en un foro dirigido a los medios de comunicación hoy por la tarde en el Hotel Crown Plaza.
El argumento de los operadores móviles para permitir el cobro por descarga, es que el abuso de algunos usuarios, consume gran cantidad de datos y satura sus redes.
Como el pago actual es por volumen ilimitado de datos, ese comportamiento no afecta el recibo de los abusadores, mientras resta calidad al servicio que recibe el resto de abonados.
Para revertir el comportamiento indeseado, estaría permitido a los operadores cobrar hasta ¢7,5 por megabyte descargado.
Una película de alta definición de 90 minutos consume entre 2 mil megabytes, que significaría unos ¢8 mil.
Quedará a voluntad de los operadores cobrar menos o crear paquetes con un monto de descarga determinado para promover el consumo de datos.
Sin embargo, esta decisión ha generado el repudio de parte de la población, de algunos diputados, de la Defensoría de los Habitantes y del grupo de Consumidores Libres de Costa Rica, que señalan que esta medida limita el acceso a Internet de muchas personas.
Con el aumento de la penetración de los smartphones, muchas personas descargan archivos como películas y videojuegos, que son caros para enviar.
El mecanismo para transmitir los datos es similar al de un flujo de agua, cuantas más personas usan más agua, el proveedor tiene que invertir dinero para mejorar las tuberías y bombas.
En lo que se refiere a la telefonía móvil, un operador necesita más energía eléctrica, junto con torres y antenas adicionales, para recibir y entregar una cantidad mayor de conexiones que viajan por fotos.
Los usuarios podrán descargar los archivos que deseen mediante una conexión inalámbrica, como la de la casa o trabajo, cuyos costos no varían.
El cambio propuesto en las normas de facturación no afectará a los usuarios de teléfonos inteligentes conectados a una red Wi-Fi.
La mayoría de los usuarios de tabletas y laptops tampoco tendrá problemas, ya que estos dispositivos utilizan conexión Wi-Fi.
 
Johnny Castro
[email protected]
 @La_Republica

Ver comentarios