Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NACIONALES


Telcos atacarán debilidades de Netflix

Johnny Castro [email protected] | Miércoles 13 abril, 2016

Netflix comenzó a ofrecerse en Costa Rica en setiembre de 2010, desde entonces requiere una tarjeta de crédito o débito internacional para pagar el servicio. Shutterstock/La República


América Móvil y Telefónica han comenzado a meter pelea a Netflix, gigante estadounidense de video por streaming, al lanzar sus propias plataformas de contenido en línea.
Se trata de videoclubes virtuales que ofrecen películas, series y documentales, que pueden reproducirse en smartphones, tabletas y computadoras o en televisores inteligentes.
El primero fue el operador móvil de origen mexicano con Clarovideo, el cual tiene dos años de funcionar en el mercado costarricense, a un costo de ¢3 mil mensuales.
Hace 15 días fue Movistar Play, el servicio de la telco española, el cual comenzó a ofrecerse en el país a un costo de ¢1.000 mensuales.
Ambas telcos ofrecen la posibilidad de acceso mediante el cobro dentro de la mensualidad por el servicio celular o su débito del saldo disponible para los clientes prepago.
“Nos mantenemos al tanto de las tendencias del mundo digital y de las preferencias de los usuarios, de forma que continuamente podamos ofrecerles nuevos servicios que mejoren su experiencia móvil”, dijo Karla Espinoza, gerente de Comunicación de Movistar Costa Rica.
Por su parte, Netflix acaba de anunciar un aumento en el costo de su mensualidad, el cual pasará en las próximas semanas a $9,99, una tarifa un dólar más cara para los usuarios de los últimos dos años y $2 para los iniciales, en total unos 17 millones de clientes.
Curiosamente, un informe del sitio Allflicks.com señaló que el catálogo de películas y series disponibles en Estados Unidos, el principal país de los 234 donde opera, se redujo un 30% en los últimos dos años y medio.
Netflix, ahora enfocado en producir contenido propio, deja un margen de acción para que otros competidores atraigan clientes en lo que se refiere a estrenos de películas, por medio de cobro por evento.
Esto como consecuencia de la competencia de plataformas similares como Hulu y Amazon Prime en Estados Unidos, o Clarovideo y Movistar Play en América Latina, a la hora de adquirir los derechos de material audiovisual.